La sectorial de Compromís per Castelló abogó el viernes por la creación de un plan especial para aumentar el suelo industrial del Plan General en la capital de la Plana, una postura que pronto obtuvo la respuesta de la agrupación local del PSPV-PSOE, que responsabilizó a la Conselleria de Transición Ecológica del escaso terreno dedicado a este fin. La titular de esta Conselleria es Mireia Mollà, de Compromís.

La falta de suelo industrial en el Plan General, con apenas 2,3 millones de metros cuadrados para los próximos veinte años, ha provocado que los empresarios, constructores y el puerto de Castelló reclamen más metros cuadrados. Algunos de ellos están incluso estudiando todos los documentos y tienen previsto presentar alegaciones. A esta demanda también se unió el concejal socialista José Luis López, responsable de Urbanismo en el consistorio de la capital de la Plana. Es a la hora de repartir responsabilidades por este hecho cuando han surgido las fricciones.

Porque en el fondo tanto Compromís como PSPV coinciden en la necesidad de más suelo industrial en Castelló. Fuentes de Compromís recuerdan que la Estrategia Territorial impulsada por el Partido Popular, en su día, contemplaba aún menos metros para Castelló. El PSPV local, por contra, señaló a la Conselleria de Mireia Mollà por «reducir casi 900.000 metros2 respecto a la previsión inicial».

reincidencia / Este roce entre los dos partidos, que comparten gobernanza tanto en Castelló como en la Generalitat con Podem, no es el primero. Las diferencias afloran especialmente cuando entran las consellerias en juego. Otro aspecto de discrepancia respecto al Plan General ha sido el terreno en principio reservado para el futuro Conservatorio de música y danza, frente a la actual Ciudad de la Justicia, que ha perdido la denominación pertinente. El propio conseller de Educación, Vicent Marzà, también de Compromís, mostró recientemente su sorpresa por el cambio de denominación, y subrayó que su conselleria «tiene el dinero preparado» para realizar la obra una vez el Ayuntamiento de Castelló ceda el suelo.

Un conflicto similar se reprodujo durante años con la residencia pública para mayores de la calle Onda, donde el PSPV responsabilizaba a Compromís, representada en la consellera de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, del largo retraso, y la formación nacionalista señalaba la cesión de suelo municipal como problema. El conflicto no se desenquistó hasta que el Partido Popular presentó una moción en el pasado verano, y se consensuó una salida al respecto.

A nivel estrictamente municipal, el mayor conflicto entre ambas formaciones se dio con la llamada crisis de Fiestas, cuando Compromís se alineó con la oposición en diciembre del 2019.