La Diputación de Castellón reclamará medidas a las distintas administraciones para paliar la subida experimentada por la tarifa eléctrica en los últimos días, llegando a registrar un sobrecoste del 27% en determinados casos.

La corporación provincial alcanzó un acuerdo unánime para pedir soluciones en respuesta al problema. Instarán a la Generalitat valenciana a crear un plan de garantía de suministros básicos con la idea de prevenir, detectar e intervenir ante situaciones de carencias en el acceso a recursos primarios como la luz, gas o agua.

«Se trata de no elegir entre llegar a fin de mes o poner la calefacción», explicó la portavoz de Ciudadanos, Cristina Fernández, quien hizo hincapié en que «la tarifa de la luz es una cuestión compleja», pero también que existen «soluciones inmediatas viables, como la bajada del IVA», instando al Gobierno central a reducir la carga tributaria que aplica actualmente a los recursos energéticos.

Una postura que compartió el portavoz del Partido Popular, Vicent Sales, quien apostó por una respuesta «transitoria» que grave la energía con un IVA más bajo en la factura mensual.

Las actuaciones

Mientras, desde el equipo de gobierno, la diputada socialista Ruth Sanz mostró su apuesta por las energías renovables y defendió las medidas sociales implantadas por el Ejecutivo central, con cambios en la regulación.

Por su parte, Ignasi Garcia (Compromís), responsable del área de Sostenibilidad, destacó: «Que la especulación en el mercado de valores encarezca la luz cuando más falta hace es la constatación del fallo del sistema». Y avanzó la preparación de un plan de transición en la Diputación con la finalidad de suministrar a los edificios locales energía renovable y autoproducida.