Castelló y Vila-real vivieron ayer un domingo de cierre perimetral, de acuerdo con las medidas dictadas por la Generalitat valenciana para hacer frente al covid en espacios al aire libre y sin incidentes de relevancia. Los controles de las fuerzas de seguridad en ambas localidades se saldaron con algo más de un centenar de denuncias pero sin percances de importancia aunque sí que hubo que desmantelar un botellón en el que participaban cinco personas en una casa abandonada en la capital. Esta cierta normalidad también se dio en los dos días anteriores de este primer fin de semana de cierre perimetral que se repetirá a partir del próximo viernes a las 15.00 horas y hasta las 6.00 del lunes. Y hasta el 15 de febrero.

El buen tiempo contribuyó a que cientos de castellonenses se desplazaran hasta las inmediaciones de la ermita de la Magdalena; el parque litoral y el paseo marítimo; o el Termet, la calle Ermita o las vías cercanas a la partida Madrigal -en Vila-real-para disfrutar de un domingo, ante la imposibilidad de salir de los límites de ambos términos municipales al ser las dos ciudades de la provincia con más de 50.000 habitantes.

DONATE Y GÓMEZ

Por otra parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, se reunió ayer en el Centro de Coordinación de Emergencias de la Comunitat con los consellers Gabriela Bravo y Arcadi España, además de la delegada del Gobierno en la Comunitat, Gloria Calero; el secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel; y el director de esta área, Adolf Sanmartín, así como los representantes municipales de las localidades afectadas por esta medida entre los que se encontraban los concejales de Castelló y Vila-real. En el encuentro, los asistentes valoraron cómo ha transcurrido este primer fin de semana de cierre perimetral en las localidades afectadas por el mismo.

Tras esta reunión, el president Puig destacó la «ejemplaridad» de la ciudadanía en el cumplimiento de esta medida en los municipios de más de 50.000 habitantes y señaló que la movilidad tanto en el transporte por carretera como por ferrocarril «se ha reducido un 50%» Estos datos indican «el cumplimiento de la ciudadanía de las restricciones adoptadas para detener el avance de la pandemia», un comportamiento que «también se ha detectado en la reducción de sanciones impuestas».

Puig ha mostrado su agradecimiento «profundo» a la sociedad valenciana, que «ha tenido un comportamiento ejemplar y ha ejercido una responsabilidad extraordinaria». Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Castelló, David Donate, destacó que el cierre perimetral ha discurrido «sin incidencias destacables». La Policía local ha trabajado en coordinación con el resto de fuerzas de seguridad en un dispositivo especial y «la ciudadanía ha vuelto a demostrar responsabilidad y colaboración con las medidas de protección de la salud y para frenar el coronavirus».

En el mismo sentido se pronunció la edila de Seguridad Ciudadana de Vila-real, Silvia Gómez, quien hizo dijo que la mayoría de las personas «“ha cumplido la normativa». Gómez apuntó que la convocatoria «resultó muy positiva porque ninguna ciudad tuvo problemas importantes y pudimos hacer una valoración e intercambio de experiencias».