La Conselleria de Sanitat garantiza la segunda dosis y afirma que comenzará a vacunar a los profesionales sanitarios del sector privado esta misma semana. Un anuncio que llega desde el área que dirige Ana Barceló precisamente cuando se produce un repunte en la presión hospitalaria en la provincia de Castellón, que suma 13 fallecimientos en un solo día, 54 afectados en las UCI y un incremento hasta las 445 hospitalizaciones, frente a las 433 de 24 horas antes.

De esta forma, Sanitat asegura que dispone de estoc suficiente para administrar la segunda dosis de la vacuna contra el covid-19 ya que precisamente ayer recibió 4.200 dosis de Moderna con las que esta semana comenzará a inocular la primera toma a los profesionales de los hospitales privados -un total de 8.000 en toda la Comunitat Valenciana-- y a los sanitarios de primera línea de la pública y residencias que aún quedan por recibirla.

Asimismo, estos viales de la farmacéutica estadounidense se emplearán en completar la primera dosis de las residencias autonómicas y profesionales de primera línea que quedan.

CELERIDAD

En este sentido, el president de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, confió en recuperar el ritmo de la vacunación y avanzó ayer que durante esta semana se administrarán otras 52.000 vacunas -desde la Conselleria de Sanitat no proporcionaron el dato correspondiente a la provincia de Castellón-- contra el covid 19 tanto en residencias como en centros sanitarios y superará, así, la cifra de 50.000 personas que ya han recibido las dos dosis. Las 52.000 inyecciones incluyen las 32.700 vacunas de Pfizer y otras 4.200 de Moderna que llegarán este lunes más las que hay en estoc.

En el plan de vacunación previsto desde hoy en la Comunitat, cerca de 18.000 vacunas se destinarán a residencias y unas 34.000 serán para el personal sanitario.

Por su parte, Puig admitió que le gustaría ir «más deprisa» con el proceso de inmunización, pero ha destacado que «se avanza en esa dirección hacia la esperanza».

«La lucha contra la pandemia tiene una primera parte restrictiva, que es necesaria, porque ahora es la única manera de controlar la pandemia, pero tiene el gran objetivo final para la superación de la pandemia, que es la vacunación», declaró el mandatario.

SITUACIÓN «COMPLIDADA»

El president también aseguró que en los últimos días la Comunitat «ha entrado en una fase de estabilización» de la pandemia «aunque la situación es extraordinariamente complicada». «Esto se está viendo, especialmente en cuanto al comportamiento hospitalario, que es lo más preocupante», afirmó.

«Es muy difícil especular con esta cuestión», reconoció Puig, quien insistió en la necesidad de cumplir con las medidas restrictivas que se han implantado en la Comunitat contra el coronavirus.