El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha aseverado este jueves que las restricciones para combatir la pandemia de coronavirus "se levantarán cuando sea posible desde el punto de vista epidemiológico" y ha asegurado que "a nadie le interesa mantenerlas por mantenerlas".

"No podemos relajarnos, porque la letalidad es insoportable", ha señalado Puig en la sesión de control de Les Corts, donde ha defendido que la voluntad del Consell es consolidar la reducción de la enfermedad a través de las "necesarias restricciones" y con la "esperanza" de la vacuna.

Puig ha hecho hincapié en que, a mayor movilidad, hay mayor contacto y mayor contagio, y en que las medidas se han adoptado desde la serenidad, la proporcionalidad y la moderación.

"Ojalá tuviéramos otras soluciones", ha manifestado el president, quien ha insistido en que lo más importante es la vida de las personas y "no es momento de relajarnos".

Discrepancias

El síndic de Ciudadanos en Les Corts, Toni Cantó, instó a Puig, a que "lidere su Gobierno de una puñetera vez, lidere a sus socios y despida a los inútiles".

Cantó se ha pronunciado así en Les Corts durante la primera sesión de control de este año al president, en la que ha acusado al Consell de ser "una elite progre, que no sabe lo que pasa ahí fuera: ahí fuera hay gente suicidándose porque están en la ruina".

El síndic de Cs ha instado también a Puig a cambiar de socios de Gobierno y a que en el Consell "paren de una puñetera vez de pelearse entre sí" y actúen "con humildad y trabajo", y les ha acusado de "impresentables".

El president del Consell le ha respondido que debería "repensar" sus palabras y retirar al menos los adjetivos finales, porque la solución a la pandemia, que es lo que importa a los valencianos, no son los "insultos y las descalificaciones", ni faltar el respeto a los demás.

En la misma sesión de control, el síndic de Compromís, Fran Ferri, ha reivindicado que su formación aporta "sosiego y tranquilidad" y es una garantía para que "discursos tan fascistas como el que acabamos de escuchar no entren al Consell".