La propuesta de Podem de estudiar la municipalización del agua que será llevada al pleno a través de una moción está abocada al fracaso pese a que contará con el apoyo de Compromís, sin tener la mayoría necesaria para sacar el texto adelante (suman cinco votos). Tanto el PSPV (su principal socio de gobierno) como el PP, Ciudadanos y Vox votarán en contra de «denunciar la finalización de la concesión del servicio de abastecimiento de agua potable para Castelló, así como de la creación de una comisión no permanente de estudio de la gestión del agua potable que desarrolle el estudio de viabilidad económico financiera sobre la gestión del servicio público», según recoge el texto presentado por el partido morado. 

Además, este documento cuenta con un informe en contra de la secretaria del pleno, quien considera que esta «no es competencia del mismo» aunque el portavoz de Podem, Fernando Navarro, siguió adelante con la moción al creer que sí que procede llevarse a la sesión por la ley de procedimiento de contratación pública.

«Consideramos constituir una comisión que valore, analice y conozca con profundidad los costes, inversiones, amortizaciones, recaudación y modernización del servicio. Después de veinte años de contrato y más de veinte años de prórroga del contrato, ha llegado el momento revisarlo», afirmaron fuentes nacionalistas.

«Más allá del modelo de gestión, el Ayuntamiento ha de ser capaz de conocer al detalle los costes e ingresos de este servicio municipal», prosiguieron.

Por su parte, la portavoz del PP, Begoña Carrasco, afirmó que votarán en contra de la moción porque «la calidad del servicio debe primar por encima de todo y no entendemos la motivación que esconde una petición de estas características cuando entra en contradicción con otros asuntos de competencia municipal como la gestión de las viviendas sociales». «Nos tememos que detrás se esconde la pretensión de subida de los precios», recalcó Carrasco.

En cuanto al portavoz de Cs, Alejandro Marín-Buck, este dijo que carece de sentido «eliminar un contrato sin alternativa» y Luciano Ferrer, de Vox, afirmó que la propuesta de Podem supondría «más gasto municipal».

Hay que recordar que Castelló es la capital de todo el arco mediterráneo que cuenta con las tarifas de agua más baratas. El precio del m³ en la Plana es de 1,28 euros frente a los 3,16 de Murcia, que es la más cara. 

FP, día del pueblo gitano, deporte  y transfuguismo 

La corporación municipal llevará al pleno del jueves cuatro declaraciones institucionales por unanimidad. Se trata de tres textos presentados por el Acord de Fadrell y otro por el PP en el Ayuntamiento de Castelló. Las propuestas del gobierno local, y apoyadas por el resto de grupos políticos, hacen referencia a instar a la Conselleria de Educación para que impulse un centro de FP del sector marítimo-pesquero-portuario-logístico en el puerto;  a adaptar el pacto estatal al ámbito autonómico para poder combatir el transfuguismo y una vez creado este pacto, constituir una comisión de seguimiento del mismo en el seno de las Cortes Valencianas donde estén representados todos los partidos políticos para supervisar el cumplimiento de acuerdos; la adhesión al Día Internacional del Pueblo Gitano; y el fomento del deporte y la actividad física como fuente de bienestar en las personas frente al covid-19, esta última del grupo municipal del PP.

Por otra parte, el Acord de Fadrell llevará también al pleno, de forma conjunta entre el PSPV, Compromís y Podem, una moción para impulsar la Declaración de Castelló como ciudad por el comercio justo. un texto que será debatido en el pleno del jueves.