La parroquia de San Francisco de Castelló quiere atraer a las personas alejadas de la Iglesia al seno de la Institución. Y para este fin, su párroco, Antonio Caja, ha activado el denominado curso Alpha a través de internet debido a la situación de pandemia por la que atraviesa la ciudad. Se trata de una iniciativa pionera en la capital de la Plana que comienza este viernes a las 20.30 horas con una presentación en la que, por el momento, ya se han apuntado 21 personas, aunque el límite es de 30 y, en el caso de que hubieran más interesados, se arbitrarían los mecanismos necesarios para facilitarles su participación en estos cursillos.

A Dios por el camino de internet en Castelló MANOLO NEBOT

Las salas virtuales contarán con diez personas cada una de ellas y, pese a que Caja es el coordinador, de esta iniciativa forma parte un equipo de gente formado para este fin.

Tal y como relata Caja, "se trata de un método de primer anuncio que consiste en promover un ciclo en encuentros personales en grupos reducidos abiertos a explorar los elementos fundamentales de la fe cristiana para dar respuesta a las grandes preguntas de la vida y se desarrolla en todo el mundo".

Consiste en tres momentos: una ciber-comida, un streaming con la charla del día y de un debate sobre lo escuchado en el vídeo donde los participantes podrán ver y compartir sus opiniones.

Hay un total de 15 sesiones de 90 minutos cada uno y "es importante recordar que este método de evangelización lo deben llevar adelante fundamentalmente lo laicos", ha recordado Antonio Caja.