Amparo Marco Gual fue elegida alcaldesa de Castelló en el 2015 y desde hace casi un año afronta con responsabilidad y prudencia la pandemia en la capital con el fin de hacer frente a la crisis sanitaria. Sin duda, uno de los retos más importantes desde que accedió a la alcaldía de la capital.

Castelló no cuenta todavía con un presupuesto aprobado para el 2021. ¿Puede suponer esta situación un impedimento para el desarrollo de proyectos para Castelló? ¿A qué se debe el retraso? Si bien ya se conoce que ascenderá a unos 190 millones de euros, ¿con qué novedades contará?

--No tener nuevos presupuestos aprobados no significa que no se puedan llevar adelante proyectos. De hecho, recientemente aprobamos una modificación de crédito que nos permite agilizar el proyecto del Camí la Ratlla, una obra reivindicada y necesaria para la ciudad. Evidentemente, a todos nos gustaría tener ya las cuentas aprobadas, pero el correcto funcionamiento de la actividad municipal no se ve afectado. Seguimos prestando todos los servicios ciudadanos e invirtiendo en la mejora y en la recuperación económica de Castelló. El nuevo presupuesto será un escudo social y económico para hacer frente a la crisis, de manera que el Ayuntamiento siga siendo motor de reactivación de la ciudad.

La obtención de fondos de la UE es una prioridad para el consistorio para que la ciudad siga creciendo con la ejecución de obras debido a la inversión que estos supondrán. ¿A cuánto asciende la cantidad de fondos que se han invertido ya en Castelló y en qué proyectos? ¿Y la previsión futura?

--El Ayuntamiento de Castelló ha captado más de 40 millones de euros de fondos europeos que ya se han materializado en proyectos como el Camí la Plana, las paradas de autobús accesibles, carriles bici o el Puente Europa. Castelló es líder en ejecución de fondos europeos y seguiremos aprovechando esa ventana de oportunidad que nos ofrece Bruselas para transformar nuestra ciudad de manera sostenible y con proyectos que mejoran la calidad de vida de las personas.

¿Qué valoración hace del ‘año covid’ y cómo ha afectado a la ciudad de Castelló?

--Ha sido un año durísimo. No podemos olvidar el drama humano de quienes han sufrido la pérdida de seres queridos a consecuencia de la pandemia. Como tampoco olvidaremos los grandes esfuerzos que han hecho las familias: madres, padres, niños y abuelos, que han soportado duros meses de confinamiento, cuarentenas preventivas y un día a día muy complicado para la conciliación y los cuidados. Además, las consecuencias económicas derivadas de la pandemia han afectado a pymes, comercios y hostelería, que también han demostrado un espíritu de superación admirable. Creo que la ciudadanía ha dado un ejemplo histórico, y las administraciones públicas, como el Ayuntamiento de Castelló, están haciendo frente a una crisis inédita que ha puesto en evidencia la vital importancia de servicios públicos.

"Ha sido un año durísimo. No podemos olvidar el drama humano de quienes han sufrido la pérdida de seres queridos a consecuencia de la pandemia"

¿Cómo afrontan la situación actual de la pandemia?

--Con mucha prudencia. No podemos bajar la guardia, aún nos quedan unos cuantos meses de amenaza por el virus en los que están en juego la salud y la vida de muchas personas, por lo que es muy importante que tanto las administraciones como toda la ciudadanía mantengamos las precauciones y las medidas de seguridad. Estamos todos y todas muy cansadas de esta situación, pero hay que seguir aunando esfuerzos. Y en ese camino el Ayuntamiento de Castelló estará acompañando a la ciudadanía, como hasta ahora, reforzando las políticas sociales y ayudando a los colectivos y sectores económicos más afectados. 

¿Qué proyectos y retos tiene para el 2021 para la capital? 

-Este año debe ser el del fin de la pandemia y el inicio de la recuperación social y económica. El mayor reto será recuperar la vieja normalidad y que desde esa recuperación de la seguridad y de la salud podamos retomar todos los grandes desafíos que tiene nuestra ciudad para estar en la posición que se merece. Desde 2015 estamos avanzamos hacia un nuevo modelo de ciudad más justa, más inclusiva, más segura, más sostenible, más saludable, una ciudad de oportunidades y referente estatal en cuestiones estratégicas como la gestión de proyectos europeos o la movilidad sostenible. Seguimos en esa senda.

¿Prepara el Ayuntamiento de Castelló algún proyecto novedoso para mejorar la ciudad?

--El Ayuntamiento trabaja cada día en proyectos para mejorar la ciudad, no se ha parado ni un minuto con la pandemia. Ahora tenemos en marcha la renovación del 90 por ciento de las luminarias de la ciudad, cofinanciada con fondos europeos, con la que ahorramos en la factura energética y reducimos la emisión de CO2 y la contaminación lumínica. También contamos con financiación europea para la remodelación de la avenida Lidón, que supone un hito en urbanismo con criterios sociales y medioambientales, porque no solo ayudamos a construir una ciudad más inclusiva y accesible, sino que mejoramos la seguridad y reducimos la huella de carbono, lo que supone también generar espacios públicos más saludables para las personas y para el medio ambiente.

¿Cuáles son las obras que comenzarán este año en Castelló?

--Durante los próximos meses se van a ir ejecutando las sustituciones del alumbrado. También está ya en contratación la remodelación de la avenida Lidón y el Camí la Ratlla. Además, tenemos en marcha la rehabilitación de la Casa de la Cultura de la calle Antonio Maura, que será un Centro de Envejecimiento Activo de nuestros mayores.

¿Cómo valora el trabajo realizado en el ecuador de la legislatura y qué espera de la segunda mitad del mandato?

--Es una legislatura marcada por la covid. No llevábamos ni un año de mandato y nos hemos encontrado la mayor crisis que ha vivido esta ciudad en democracia. La gestión de la pandemia ha sido un reto enorme para el Ayuntamiento que, como administración más cercana a la ciudadanía, ha tenido un papel clave a la hora de hacer frente a la emergencia sanitaria y a sus consecuencias económicas y sociales. En esta segunda mitad de legislatura, en lo que se refiere a la pandemia, seguiremos trabajando para contenerla, con las medidas necesarias y apoyando la vacunación, y paralelamente continuaremos impulsando la reactivación de la ciudad.

"En esta segunda mitad de legislatura, en lo que se refiere a la pandemia, seguiremos trabajando para contenerla, con las medidas necesarias y apoyando la vacunación, y paralelamente continuaremos impulsando la reactivación de la ciudad"

¿Qué supondrá la aprobación del Plan General y para cuándo está previsto que entre en vigor?

--En primer lugar, recuperar la seguridad jurídica después de 10 años de litigios y de incertidumbre, lo que permitirá atraer inversiones a Castelló. Una gran ciudad como esta no puede estar tanto tiempo sin ordenación, por eso era nuestra prioridad la legislatura pasada y esta. Además, el nuevo Plan diseña una ciudad verde, moderna y más amable para las personas, será un cambio de paradigma. El equipo de Urbanismo está trabajando en responder las alegaciones del segundo proceso de exposición pública y después deberá de nuevo resolverse en Generalitat. Nuestro deseo es que esté en vigor cuanto antes. 

¿Reivindicará un espacio para los servicios municipales en el edificio de la plaza Borrull que remodelará la Generalitat?

--El Ayuntamiento y la Generalitat han demostrado su voluntad de recuperar un espacio público para la atención ciudadana, después de la inacción de tantos años de los gobiernos de la derecha. Es un edificio que prestará el mejor servicio público de las dos administraciones, porque nos une el objetivo común de dar soluciones a los desafíos de una gestión administrativa cada vez más exigente.

¿Qué solares, edificios y dotaciones pondrá sobre la mesa el Ayuntamiento de Castelló en la comisión de Patrimonio? 

--La gestión del patrimonio es una de las mayores responsabilidades de las administraciones, porque el patrimonio público es de toda la ciudadanía, hay que gestionarlo con sensatez y rigor. Para nosotros, más allá de los solares e inmuebles concretos, lo importante es que esa comisión de patrimonio sirva para que todas las propiedades de las administraciones se gestionen de manera racional y ordenada, porque durante muchos años no se les ha prestado atención, y que se gestionen para ofrecer los mejores servicios a la ciudadanía. 

La finalización de la ronda se presupone como uno de los proyectos más importantes. ¿En qué estado se encuentra y para cuando estaría terminada?

--Tenemos el compromiso del conseller de Infraestructuras, Territorio y Movilidad de agilizar el proyecto de obra y de expropiaciones. Desde el Ayuntamiento hemos reivindicado muchas veces esta inversión y se nos ha pedido colaboración con memorias y estudios previos en los que ya se trabaja. 

En esta legislatura ha habido enfrentamientos entre los socios del Acord de Fadrell (Fiestas, conservatorio, etc.) ¿Cree que llegará el Acord de Fadrell sin más fisuras al final del mandato?

--Los gobiernos de coalición son siempre más complejos de gestionar, la pluralidad es una riqueza para la democracia, aunque a veces las posiciones sean distintas y eso pueda generar diferencias públicas. Siempre hemos atendido al resultado de las elecciones y vamos a seguir conduciendo el Ayuntamiento desde la voluntad que expresaron los vecinos. 

En la intimidad

¿Qué ha echado en falta este año de la pandemia?

--En lo personal, creo que todos hemos echado en falta los encuentros con nuestros amigos y seres queridos, y especialmente tener cerca a nuestros mayores. Somos gente mediterránea, que disfruta de la vida en común, y creo que todos añoramos esa cercanía. En lo político, he echado en falta unidad política e institucional.

¿Cómo vivió el confinamiento en casa?

--Durante esos meses pasé poco tiempo en casa. Gestionar la crisis, inédita, algo a lo que nunca antes nos habíamos enfrentado, requería estar más volcada aún en el Ayuntamiento. Lo recuerdo como un periodo de incertidumbre y preocupación constante por el drama humano al que estábamos asistiendo los castellonenses. Estuve trabajando por nuestra ciudad cada día y en casa sola para evitar riesgos de contagio a mi familia. 

¿Tiene alguna afición que el covid le haya impedido realizar?

--Viajar. 

¿Qué retos tiene para el 2021 a nivel personal?

--Disfrutar de la gente a la que quiero y reír más de lo que lo he hecho en 2020.

Un libro.

--El último que estoy leyendo: Lirios rojos, lirios negros, de Soledad Beltrán. 

Una serie.

--La propia vida es una serie.

Una canción.

--Si tengo que escoger solo una: Still loving you, de Scorpions. 

Un plato.

--La paella de mi madre.

Un deseo para el 2021.

--Salud.