Los tres cerdos vietnamitas que desde principios de año deambulaban a sus anchas por algunas de las principales vías de Castelló han abandonado su etapa de vagabundos para estrenar otra vida mucho más cómoda y menos estresante para estas mascotas abandonadas en su día por unos propietarios sin escrúpulos.

El pasado viernes fue capturado el ejemplar que todavía se encontraba sin control. Fue una vecina de Castelló la que pudo coger al animal y ponerlo a recaudo de una asociación de protección de animales, Huellas Callejeras, que ya ha encontrado destino para este cerdo vietnamita que todavía no ha sido bautizado y que ya se encuentra en su nuevo hogar, un centro especializado de la Comunitat Valenciana.

Una vecina de Castelló 'rescata' al tercer cerdo vietnamita

Los otros dos ejemplares localizados y capturados en febrero, Flautista y Violinista, ya se encuentran desde hace algunos días en un santuario situado en Orihuela (Alicante), donde llegaron tras ser castrados y vacunados, las condiciones que imponía este centro de acogida de animales y que se pudieron cumplir gracias a las aportaciones económicas de los ciudadanos tras la petición de ayuda de Huellas Callejeras.

Otra manada avistada en la provincia

Cerdos vietnamitas en el parque Pont de Ferro

Cerdos vietnamitas en el parque Pont de Ferro Mediterráneo

El problema de este tipo de mascotas sin control se expande, sin embargo, en otros puntos de la capital de la plana. El pasado sábado fue avistada una numerosa camada de media docena de ejemplares de cerdos vietnamitas en el interior del parque del Pont de Ferro, en la avenida Barcelona de Castelló.

Se trata de una numerosa manada en la que se detectaron un macho (bicolor) y cuatro hembras, aparentemente en estado de gestación. Según testigos que visualizaron la presencia de estos animales en esta zona de esparcimiento de la capital de la Plana, el más pequeño de los cerdos vietnamitas fue separado del grupo y recogido por un grupo de personas.