El Ayuntamiento de Castelló tiene la intención, si las condiciones sanitarias lo permiten, reforzar las festividades del 8 de septiembre que en los últimos años han tomado especial relevancia a la vuelta del verano en la ciudad. Si bien la reunión de la Conselleria de Sanitat, el pasado martes, ha supuesto un antes y un después para la celebración de las fallas, desde el consistorio de la Plana afirmaron ayer que «nada ha cambiado» por el equipo de Amparo Marco sigue con la hoja de ruta marcada.

 Esta planificación incluye, tal y como estaba previsto, una reunión de la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, con todo el món de la festa durante la segunda quincena de este mes. El objetivo principal de este encuentro es analizar y valorar de forma conjunta, y siempre analizando los datos de incidencia del covid-19 para evitar contagios, la conveniencia de reforzar los actos culturales e históricos que giran alrededor del 8 de septiembre y que estarían relacionados con la carta Pobla, la fundación de la ciudad y el regreso de los castellonenses a la ciudad tras el verano.

«Para el Ayuntamiento de Castelló, la salud es lo primero y actuaremos como lo hemos hecho hasta ahora, con paciencia y prudencia», afirmó el concejal de Fiestas, Omar Braina, al periódico Mediterráneo.

Por lo que se refiere a las fiestas de la Magdalena, desde el Ayuntamiento ya explicaron que estas seguirán celebrándose en el mes de marzo (del 19 al 27 en el 2022). Las reinas del 2020 mantienen también sus cargos, así como damas, madrinas y presidentes.