La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, remitió ayer a la comisión de patrimonio --sin avances desde que hace más de un mes se constituyera en Castelló- el reparto del edificio de Borrull entre la Generalitat valenciana y el Ayuntamiento, después de que la administración autonómica dejara entrever que el edificio se adecuará solo para los servicios de Políticas Inclusivas e Igualdad que dirige Mónica Oltra tras una inversión de más de 12 millones de euros por parte del Consell.

Marco insistió en que entre ambas administraciones ya se habló de que el edificio sería compartido y aseguró que existe un convenio de uso compartido entre la conselleria y el consistorio para servicios sociales.

No obstante, «abordaremos este asunto conjuntamente entre el Ayuntamiento, la Diputación y la Generalitat en la comisión de patrimonio», afirmó. Por su parte, el portavoz del equipo de gobierno, José Luis López, aseguró la semana pasada que dicha negociación tendría lugar una vez finalizaran los trabajos de remodelación que están a punto de comenzar.

Día de Europa

La alcaldesa hizo estas declaraciones sobre el reparto del edificio de los antiguos juzgados en la presentación de los actos del Día de Europa que se celebra mañana domingo y que tendrán lugar en los próximos días. 

Marco recordó que la capital de la Plana gestiona 40 millones de euros en proyectos europeos (50% fondos de la UE y el otro 50% del municipio) en varios proyectos. Además, concretó que para celebrar el Día de Europa bajo el lema Conectadas, el Ayuntamiento llenará de color un itinerario urbano que se extiende por el Puente Europa sobre el río Seco, camí la Plana, el parque de la Panderola del Grau, la plaza Mayor o los nuevos carriles bici para mostrar la senda de transformación en la que avanza «firme» la ciudad gracias a esta simbiosis con Europa.