El Ayuntamiento de Castelló está llevando a cabo acciones encaminadas a mejorar la seguridad vial en varias calles de la ciudad, con la ejecución de nuevos pasos de cebra sobreelevados que contribuyen a reducir la velocidad de los vehículos y priorizan la seguridad de los peatones.

Los últimos en materializarse están en las calles Ciudadela (en el Grau) y Músico Pascual Asensio y San Roque (entre la calle Estatuto y la travesía San Miguel); y hay otros pendientes en la avenida Gran Vía Tárrega Monteblanco (esquina calle Lepanto) y en la avenida Benicàssim. Además, se han habilitado dos nuevos pasos de peatones (no sobreelevados) en la calle Asensi. 

La mayor parte de estas actuaciones están contempladas en el Plan de Inversiones de Revitalización Económica de Castelló (Pirecas), y otras se realizan a cargo del servicio de mantenimiento y mejoras de Movilidad Sostenible. “Los nuevos pasos sobreelevados, junto a los cruces semafóricos que también hemos ejecutado en los últimos meses, como el de Botànic Cavanilles y Jesús Martí, además de otras acciones, nos están permitiendo atender peticiones vecinales, mejorar la seguridad vial en Castelló y primar al peatón y su seguridad en los desplazamientos por la ciudad”, ha explicado el concejal de Movilidad Sostenible, Jorge Ribes.

 

El concejal de Urbanismo, José Luis López, por su parte, ha puesto en valor el Pirecas, que permite “diversificar la contratación pública y facilitar el acceso a autónomos, pymes y microempresas, contribuyendo así a la reactivación económica y social de la ciudad y a la generación de puestos de trabajo”.