Las aguas vuelven a su cauce en el Ayuntamiento de Castelló. El tripartito ha suavizado la discrepancia de los últimos días por motivo de la reestructuración de personal (un hecho que nada tiene que ver con los presupuestos municipales pero sí comprometía el apoyo de Podem a las cuentas del 2021) y ha articulado una solución intermedia entre la situación actual y la demanda de la formación morada, que acepta un nuevo reparto. Compromís da por cerrada la polémica e insta a aprobar antes del verano un presupuesto salvado por tercera vez, en los últimos meses.

La última fricción, se hizo palpable el martes cuando el portavoz de Podem, Fernando Navarro, acusó a Compromís de «querer romper el acuerdo para aprobar el presupuesto de la ciudad y crear, por fin, el área de Lucha Contra el Cambio Climático por miedo a romper las redes clientelares del Partido Popular». Fuentes de Compromís, en cambio, desmienten las acusaciones de Navarro y aseguran que la formación nacionalista también quiere que se refuerce la mentada área, «que de hecho propusimos nosotros». «Lo que no queremos es que sea en detrimento de otras áreas, ni que afecte a las tareas diarias del ayuntamiento», esgrimen. En todo caso, recuerdan que la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) se puede negociar una vez aprobado el presupuesto. «Una cosa es la plantilla y otra la RPT», inciden.

Fuentes municipales explican que Podem acepta una solución intermedia y Transición Ecológica tendrá una jefatura de sección y varios negociados, algo que debe ratificarse la semana que viene.

Espectador

En esta secuencia, el partido mayoritario en el gobierno municipal, el PSPV ha adoptado un papel de espectador conciliador. Ayer, el socialista José Luis López, portavoz del equipo de gobierno, dio por zanjado por el problema y lo desvinculó de las cuentas. «El presupuesto tuvo el acuerdo hace unos meses y ya lo hemos ido tramitando con los tres patronatos», dijo. «Faltaba cerrar el capítulo relativo al personal de la administración y de hecho ya está cerrada una relación de puestos de trabajo y una plantilla, e incluso se ha convocado ya la mesa negociadora con los sindicatos para negociar y aprobar esa plantilla. En cuanto pase esa negociación, que será muy seguramente la semana que viene, ya sería el ultimo paso y presentaríamos el presupuesto al resto de grupos de la oposición para su aprobación cuanto antes», finalizó.