El Ayuntamiento de Castelló todavía sigue con el cambio de la señalética que marca los nuevos límites de velocidad fijados por la Dirección General de Tráfico (DGT) en la ciudad de Castelló sin que, por el momento hayan finalizado los trabajos que se hace de forma progresiva. Así lo han confirmado fuentes municipales.

Si bien ya han transcurrido 15 días desde que entrara en vigor la nueva normativa de circulación (el pasado 11 de mayo), el consistorio todavía se afana en variar las señales de tráfico que marcan la velocidad de circulación en las vías urbanas. Los operarios municipales han empezado el cambio por las que marcaban una mayor variación del anterior al nuevo límite como, por ejemplo, en los viales donde pasa de 50 a 30 km/h. Por el momento, desde el consistorio afirman desconocer cuándo estarán todas las señales cambiadas.

De esta forma, y tal y como publicó este diario, los conductores castellonenses no recibirán por ahora ninguna multa por no respetar los nuevos límites de velocidad marcados hasta que el Ayuntamiento haya cambiado esta señalética correspondiente en el casco urbano y las rondas. Hay que recordar que para sancionar es necesario la habilitación de radares en las vías de circulación y estos aún no existen.