A pocas horas de entrar en el mes de junio, desde el grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castelló le han recordado a la alcaldesa de la ciudad, Amparo Marco, que llevan «cinco meses esperando» a que desbloquee la aprobación de los presupuesto que «prometió aprobar el 1 de enero» después de haber presentado los del 2020 «ocho meses más tarde».

El edil popular Juan Carlos Redondo le reprocha que las «luchas internas» con sus socios de gobierno de Compromís y Podemos, repercuten en un perjuicio para los vecinos, «que sufren su mala gestión» a pesar de que «sí que se les exige que paguen sus impuestos, por cierto, de los más elevados, con el segundo IBI más caro de toda España». El concejal incide en que las cuentas municipales «son una herramienta fundamental para adaptar las inversiones a las necesidades de la pandemia».

En el PP confían poco en que se llegue a un acuerdo en breve. «En el mejor de los casos la ciudad de Castelló podría contar con presupuesto en el mes de julio, los que nos lleva a revivir lo que ya pasó en el 2020», afirma Redondo, que a su vez añade que «como no hay tiempo suficiente para ejecutarlo, el dinero recaudado a los castellonenses se quedará en el tintero, no revertirá en forma de mejores servicios ni inversiones por la incapacidad y la irresponsabilidad de quienes están gobernando». Recuerda, al respecto, que en el ejercicio anterior «se quedaron sin gastar 35 millones de euros que bien habrían servido para adelantar ayudas directas a los sectores económicos que peor lo están pasando en esta pandemia».

«Ya hemos trasladado una propuesta que permitiría bajar alrededor de 7 millones de euros en impuestos a las familias»

Juan Carlos Redondo - Concejal del PP en el Ayuntamiento de Castelló

Los populares afean que a pesar de esa cantidad pendiente de ejecutar, «todavía hay pymes y autónomos a los que no les ha llegado una sola ayuda de las administraciones públicas, tampoco han bajado los impuestos, habiendo margen para hacerlo» y recuerdan que ya han trasladado una propuesta en este sentido que «permitiría bajar alrededor de 7 millones de euros en impuestos a las familias».

Juan Carlos Redondo ha arremetido contra el tripartido, de quienes ha dicho que «solo se pusieron de acuerdo para subirse el sueldo un 50% al inicio de la legislatura, desde entonces todo han sido desencuentros». Les acusa de «no estar a la altura de lo que necesitan a los castellonenses» y concluyó señalando que «ya no les vale como excusa ni el covid, ni el hackeo para tapar su inacción».

Sobre los presupuestos prorrogados del 2020, el edil del PP resalta que de 190 millones de euros, «en líneas generales solo el 14% se ha ejecutado, algo muy por debajo del 25% que sería lo esperable, y de los 24 millones previstos para inversiones solo se ha inyectado en la ciudad el 0,19%».