Castelló dispone ya de una playa sin humos. El Serradal ha entrado a formar parte de la red de playas sin humo de la Comunitat Valenciana. Una calificación que solicitó el Ayuntamiento a la Dirección General de Salud Pública y Adiciones y a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP). La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, ha visitado la zona, en la que se ha instalado cartelería informativa en la que se indica que este espacio costero es una zona libre de humos y se han colocado ceniceros en los accesos a la playa.

“La playa del Serradal es la primera playa de Castelló, y por primera vez este verano, libre de humos. Seguimos generando espacios saludables para las personas y para el territorio, protegidos de los efectos nocivos del humo del tabaco y de sus desechos. Con este objetivo solicitamos adherirnos a la red de playas sin humo de la Comunitat”, ha explicado la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco. “Avanzamos así en la puesta en valor del patrimonio natural y en la protección de la biodiversidad del Serradal, que fue declarada en 2019 microrreserva de flora para proteger el único sistema dunar de Castelló”, ha recordado la alcaldesa.

En cuanto a la catalogación de la playa como microrreserva de flora, se solicitó por parte del gobierno municipal en el pasado mandato, y se declaró en agosto del 2019 con el fin de favorecer la conservación de las especies botánicas raras, endémicas o amenazadas. Una declaración por parte de la Conselleria de Transición Ecológica que ha conllevado el desarrollo de un plan de gestión que comprende, entre otras medidas, la instalación de vallados para aislar las zonas de dunas de los pasillos de acceso al mar, la eliminación de especies exóticas invasoras, la introducción de especies características de los sistemas dunares actualmente ausentes y la instalación de un cartel con recomendaciones. La declaración establece también unas unidades de vegetación prioritarias para la conservación, como los pastizales salinos mediterráneos y las dunas móviles y fijas.

Ahora, con la entrada del Serradal en la red autonómica de playas sin humo, Castelló avanza en la protección de la salud, de la biodiversidad y del territorio, al tiempo que refuerza su apuesta por un turismo más sostenible.