El Partido Popular y Ciudadanos han reclamado la comparecencia en el próximo pleno del Ayuntamiento de Castelló del concejal de Urbanismo, José Luís López (PSPV-PSOE), y la de Cultura, Verònica Ruiz (Compromís), respectivamente, por el borrado de la obra del artista castellonense Juan Ripollés que albergaba la medianera de un edificio en la plaza de la Paz.

La portavoz del grupo popular, Begoña Carrasco, ha explicado el registro de la petición ante la Secretaría del Pleno "para dar las explicaciones que se niegan a ofrecer por descuidar el patrimonio cultural al dejar que se pierda una obra de arte".

Ambos grupos de la oposición, según añade Carrasco, van de la mano "para que los concejales de Amparo Marco expliquen la barbaridad de este ataque al patrimonio cultural de todos los castellonenses tras semanas evitando hablar de este hecho censurable y reprobable por el que alguien, tarde o temprano, deberá asumir responsabilidades”.

Los populares defienden que las reparaciones de las humedades en la fachada que albergaba el mural de Ripollés, de 600 metros cuadrados, "se podrían haber llevado a cabo igualmente conservando el mural, como se ha hecho en otras ocasiones y no dejando que se pierda una de las 200 obras que componen el Museo al Aire Libre que se impulsó en los años 80".

Respuestas

“Los castellonenses merecen respuestas más allá de las acusaciones mutuas entre concejales del mismo gobierno municipal de Amparo Marco", defiende la portavoz del PP, a la vez que critica que "si practicaran la transparencia de la que tanto hablan no sería necesario forzarles a dar explicaciones en el peno, lo habrían hecho a iniciativa propia".

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos (Cs), Alejandro Marín-Buck, declara que "llevamos días viendo en prensa cómo el área de Cultura responsabiliza a Urbanismo y viceversa sin dar explicaciones ni por supuesto asumir responsabilidades”, motivo por el que han solicitado la comparecencia de la responsable municipal de cultura.

"Esta polémica aviva de nuevo la crisis en el desacord del Fadrell que nunca acaba de cerrarse”, lamenta Marín-Buck.