El Ayuntamiento de Castelló ha ejecutado durante este mes de julio más de una veintena de mejoras en la vía pública procedentes de reivindicaciones realizadas directamente por vecinos de la ciudad. 

Las actuaciones cumplen así algunas de las peticiones de los residentes tan diversas como la dotación de nuevo mobiliario o señalización para incrementar la seguridad vial en diversos puntos.

La alcaldesa, Amparo Marco, explica que el consistorio «es sensible a las reivindicaciones vecinales y muestra de ello es la permanente mejora urbana de nuestra ciudad atendiendo a las peticiones y necesidades de cada barrio».

Todas las intervenciones tienen cargo al servicio de mantenimiento municipal y, tal y como concreta la primera edila se realizan cada día pese a ser poco visibles y consisten en la instalación de bancos, la reparación de pavimento o la renovación de señales. El principal objetivo para por «mejorar la calidad urbana, reforzar la accesibilidad para personas mayores y con dependencia, y aumentar la seguridad vial». 

La munícipe incide en que «son pequeñas actuaciones, pero con efectos muy palpables y positivos para la calidad de vida en el espacio público compartido».

Las actuaciones

Las actuaciones están coordinadas entre las concejalías de Movilidad y Urbanismo y abarcan los diferentes barrios de Castelló. El último mes, por ejemplo, los operarios centraron su trabajo en reparar baldosas del bulevar Blasco Ibáñez e instalar reductores de velocidad al detectarse un punto negro, tal y como recogió este diario, así como el repintado de señales y dotación de espejos en cruces con poca visibilidad.

Esto es solo una muestra, pues también figura en el balance el estudio del arbolado en el grupo Tarongers-Rafalafena para evitar desprendimientos, se repintan señales dañadas en el camí la Plana y la avenida del Mar o se disponen bancos accesibles más altos y con reposabrazos para personas mayores en la plaza del grupo Lourdes. Para comunicar este tipo de peticiones, el consistorio de la capital de la Plana dispone del servicio de atención del teléfono 010 o se puede recurrir al registro municipal con un escrito.