El pasado miércoles saltaron las alarmas al declararse un incendio en en el Pau Sensal de Castelló. Los Bomberos de Castelló trabajaron en la extinción del fuego, que afecto a los descampados que se encuentran junto a la calle Río Ter.

Allí se encontraron a un pequeño gatito que presentaba graves quemaduras como se puede apreciar en la imagen que acompaña esta noticia. Sin dudarlo, los miembros del cuerpo de Bomberos decidieron pagar los 1.400 euros que se necesitaban para sufragar los gastos médicos de la asistencia del animal. Tras la decisión iniciaron una recolecta entre toda la ciudadanía que quisiera ayudar.

Hoy el desenlace más triste se ha confirmado. El gatito no ha podido sobrevivir, las quemaduras ocupaban una gran porcentaje de su cuerpo, y el animal no ha podido superar las graves lesiones ni con la ayuda de los veterinarios.

¿Un pirómano?

Los investigadores sospechan que detrás de los fuegos registrados en la zona del PAU Sensal puede haber un pirómano, pues ha habido tres incendios en cuestión de días. El último se declaró el miércoles por la tarde y levantó una densa columna de humo que se apreciaba distintos puntos de la ciudad. Las llamas se propagaron por dos solares próximos a la calle Río Ter, muy cerca de la comisaría de la Policía Nacional. Vecinos de la Federación Coordinadora de Entidades Ciudadanas (Coasveca) alertan del peligro de incendio en 50 solares de 15 barrios de Castelló debido al mal estado en el que se encuentran.