El Ayuntamiento de Castelló ha recibido este viernes los retratos conmemorativos de Germà Colón y el Padre Ricardo, hijos Predilecto y Adoptivo de la ciudad, respectivamente, en un emotivo acto enmarcado en el 770 Aniversario de la Ciudad que ha servido para rendir tributo a estas dos figuras ilustres que han fallecido durante este mandato. Unas pinturas que entran así a formar parte del patrimonio municipal y que se colocarán en la sala de juntas, donde compartirán espacio con retratos de otros ilustres de la historia de Castelló. 

La entrega de los cuadros, pintados por las artistas Mari Carmen López Olivares y Clàudia Trilles, artísticamente conocida como Clàudia de Vilafamés, ha contado con la presencia de familiares de Germà Colón y del Padre Ricardo, de la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, y la concejala de Cultura, Verònica Ruiz, además de otros miembros de la corporación municipal. 

Compromiso con la ciudad

“Hablar de Ricardo García, el Padre Ricardo, es hablar de solidaridad, compromiso social, hospitalidad, respeto, dignidad, pobreza y derechos humanos. Dedicó su vida a la lucha contra la pobreza y antepuso el sentido de la solidaridad en su vida. Nunca olvidaremos su ejemplo de vida, siempre dedicada a los más vulnerables”, ha asegurado la alcaldesa durante su intervención. “La vida del Padre Ricardo fue un testimonio de solidaridad que debe perdurar en la memoria de su ciudad de acogida”, ha resaltado. Respecto a Germà Colón, Marco ha destacado “la trayectoria de un castellonense de prestigio internacional, que es referente en el ámbito académico, como docente y como investigador”. “La excelencia de su trabajo como lingüista ha sido un referente para Castelló y para quienes queremos nuestra lengua”, ha asegurado Marco. “Germà Colón puso de moda como nadie el inexistente infinitivo del verbo castellonejar, honrándose, perennemente, de su estima a su tierra natal. Fue, a nivel mundial, uno de los mayores expertos en el conocimiento de la romanística, y a esta erudición, sumó los valores personales de ser un trabajador infatigable, enamorado de su labor, un erudito humano, un hombre dialéctico y tolerante”, ha significado la alcaldesa. 

La concejala de Cultura, Verònica Ruiz, por su parte, ha expresado que “este es un acto lleno de admiración, respeto y aprecio hacia dos personas inolvidables e insustituibles para todas y todos nosotros como son Germà Colón y Ricardo García”. La edila ha destacado que el Padre Ricardo representa ese tipo de persona que ha dedicado toda su vida a las personas más desfavorecidas y a los demás, “un símbolo de solidaridad, un hombre bueno que gracias a su trayectoria, su legado de voluntariado todavía vive en nuestra ciudad”. Ruiz también ha tenido unas palabras para Germà Colón, “un experto en filología románica a nivel mundial y un castellonense universal”, ha descrito la concejala, añadiendo que “tenía un aprecio por la cultura y la lengua propia que arrastraría durante toda su vida”.

La autora del retrato del Padre Ricardo, Mari Carmen López Olivares, es artista plástica, escritora y escenógrafa. Una andaluza establecida en Castelló que se describe como “artista flamenca y manierista”. Veladuras, dibujo precisionista y dominio del color son algunas de las claves de su pintura. En su intervención durante el acto, ha reconocido que “es un sueño haber podido elaborar un retrato así, en el que he intentado transmitir esa paz, luz y humanidad del Padre Ricardo”. La hermana del Padre Ricardo, María Ángeles García, ha pronunciado también unas palabras de agradecimiento, recordando “el hombre de fe, esperanza y caridad, humilde y sencillo” que era su hermano. Y ha instado a los presentes “a no perder nunca la esperanza”. 

Por otro lado, Clàudia de Vilafamés, autora del retrato de Germà Colón, ha explicado que “me he centrado en su busto para el retrato, sobre una fotografía tomada en una biblioteca, y he incorporado al trabajo parte de su obra, con palabras extraídas del Vocabulari castellonenc”. Nacida en Vilafamés, es una artista plástica dedicada a la pintura realista y centra buena parte de su obra a los bodegones. Clàudia es paradigma del hiperrealismo en nuestras tierras con una gran técnica en el dibujo. La viuda de Germà Colón, María Pilar Perea, por su parte, ha dado voz a unas palabras del lingüista: “La etimología significa ver qué hay de verdad en los motes”. “Este retrato lo recordará y hará recordar, con el deber de dar a conocer su legado a las generaciones futuras”, ha dicho.

Antes del acto de recepción de los retratos conmemorativos, la alcaldesa y la concejala de Cultura han hecho entrega de sendos libros de condolencias a las familiares de los hijos Predilecto y Adoptivo homenajeados.