Los cerdos vietnamitas se han convertido en unos vecinos más del barrio de San Agustín de Castelló. Y es que una piara de más de 20 de estos animales pasta tranquila por los aledaños del colegio público Illes Columbretes, situado cerca del depósito municipal de vehículos

Estos exóticos ejemplares han proliferado desde hace unos años, tal y como ha informado Mediterráneo en numerosas ocasiones. De hecho, algunos ya han sido acogidos y controlados en dos santuarios de la Comunitat Valenciana.

Ahora, según destacan los vecinos, el problema se ha incrementado con la rápida reproducción de los puercos y el reparto de comida que hacen algunos vecinos. Como se aprecia en las imágenes, restos de comida humana, como pueden ser frutas y verduras, son lanzadas en los descampados de la zona para festín de los cerdos.

La comida que los vecinos dan a los cerdos. Javier Ortí

Te puede interesar:

Tal es así que algunos ejemplares han adquirido grandes proporciones y presentan unas hechuras dignas de pastar en granjas. 

El peligro, sin embargo, está presente cada día. Los cerdos han perdido el miedo a las personas y campan a sus anchas por todo el barrio creando situaciones de peligro para vehículos y viandantes que de ven obligados a esquivarlos.