Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Malestar en la Marjaleria de Castelló: vivir con un vertedero ilegal en la puerta de casa

Vecinos del Camí Primera Travessera denuncian el abandono de escombros y todo tipo de basura en plena vía pública

Vertidos ilegales en el Camí Primera Travessera de Castelló

Los vecinos del Camí Primera Travessera de la Marjaleria de Castelló ya están desesperados. Hace ya muchos meses que sufren en primera persona y de forma directa el incivismo de algunos irresponsables que han tomado su calle como verdaderos vertederos de escombros y basuras, con las molestias, ya no solo estéticas sino también de salubridad, ocasionadas por esta práctica ilegal y que es frecuente en varios puntos de las afueras de la capital de la Plana.

Aprovechando el poco tránsito de personas por la zona y del abrigo y el anonimato que les ofrece la noche, ya que casi todos estos vertidos se producen de madrugada, "aunque algunos a plena luz del día, sin ningún pudor", apunta una vecina, decenas de furgonetas, pequeñas camionetas o vehículos particulares, no tienen reparo en amontonar sus despojos en este punto de la Marjaleria, muy cercano al concurrido Camí La Plana, utilizado por muchos castellonenses no solo para sus desplazamientos hasta el Grau o Benicàssim sino también, con los nuevos carriles para peatones y bicicletas, para ponerse en forma o, simplemente, disfrutar de un paseo.

"Todo empezó con pequeñas bolsas de basura, algunos escombros... pero esto ya se ha convertido en todo un vertido ilegal en plena vía pública, no es campo ni ninguna zona recóndita. Estamos en el Camí Travessera, a solo 50 metros del Camí La Plana, y hay tanta basura que para poder pasar dos coches --la vía es de doble sentido-- uno de ellos debe apartarse porque los vertidos ocupan media calle", describe una de las vecinas afectadas.

Los afectados se ponen frecuentemente en contacto con el Ayuntamiento de Castelló y con el servicio de recogida, pero tras adecentarse la zona en pocos días los vertidos vuelven a crecer rápidamente. Es un bucle, por el momento, sin solución para unos vecinos que piden, además de la frecuente limpieza de su entorno, más vigilancia policial para tratar de identificar a los causantes de estos vertidos ilegales. Por los restos que abandonan en plena vía pública podría tratarse de personas que realizan obras sin licencias, con lo que deben deshacerse de los escombros de forma clandestina.

La zona, después de la última limpieza. A la derecha, antes de la actuación del servicio de recogida

Los vecinos del Camí Primera Travessera ya han solicitado cita con el consistorio para exponer directamente sus quejas a las autoridades, mientras los servicios de recogida de residuos van poniendo parches a este problema de incivismo. La última, en la noche del pasado jueves, después de que los vecinos alertaran una vez más del gran volumen de las basuras acumuladas. "Nos despejaron la zona (como se aprecia en las imágenes superiores). Está mejor, pero limpio no está", expone otro de los afectados, que espera "una solución definitiva" para que esta situación deje de afectar al día a día de los vecinos, que denuncian graves problemas de insalubridad.

Una rata en el vertido del Camí Primera Travessera

"Ya no es solo la basura. Cada vez podemos ver como campan a sus anchas los ratones que acuden al vertido en busca de alimento", dice otro vecino del Camí Travessera que captó con su cámara a una rata de grandes dimensiones (imagen superior) campando a sus anchas por encima de los despojos.

Compartir el artículo

stats