Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un vecino de Castelló es sancionado con 2.000 euros de multa por circular con un patinete eléctrico

La Policía Local tramita tres denuncias en 10 minutos a un usuario de un VMP por no cumplir la normativa de esta clase de vehículos

A la izquierda, el patinete motivo de las sanciones; a la derecha, las tres multas impuestas

Con cara de estupefacción se quedó un vecino de Castelló que vio como un tranquilo trayecto en patinete eléctrico por su barrio se transformó en una pesadilla y en un grave perjuicio para su economía. El tema de la normativa de los patinetes está dando mucho que hablar y ha sembrado de dudas a usuarios y autoridades, que no saben demasiado bien con que reglar regirse para utilizar este medio de transporte que está inundando las calles de nuestros municipios.

Es el caso que nos ocupa. En un lapso de 10 minutos un agente de la Policía Local de la capital de la Plana interpuso tres multas con un valor de 2.000 euros a un conductor de patinete eléctrico: 1.000 por no disponer de un seguro de responsabilidad civil, 500 por conducir sin un permiso válido y otros 500 por el hecho de que el vehículo carecía de su correspondiente permiso de circulación.

Si abona dentro del plazo de pronto pago las sanciones, estas se verán a reducidas a la mitad, 1.000 euros --aún así, el doble del precio de venta del patinete sancionado--, un triste consuelo para este joven de 31 años de la capital de la Plana que, por desconocimiento, era ajeno al riesgo al que hacía frente conduciendo su patinete. "Compré el patinete por Amazon, hace unos tres semanas. Me costó 500 euros. Ahora me para la policía y me dice que necesitaba carnet de conducir... Lo veo injusto. Por llevar un patinete me multan como si tuviera un coche", se queja amargamente el usuario sancionado.

Captura de las tres multas impuestas al patinete con el irregular sillín

Pero, ¿hacen falta todos estos requisitos para un Vehículo de Movilidad Personal (VMP)? El error del usuario sancionado fue considerar como VMP un patinete que, en realidad, perdía esa consideración al tener instalado un sillín, como se aprecia en la imagen que acompaña a esta información.

La Dirección General de Tráfico (DGT) publicó a finales del 2019 una normativa en la que estableció una serie de criterios dirigidos a los usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (VMP), ayuntamientos y agentes de la autoridad, normas por las que se rige la circulación con este tipo de vehículos en Castelló hasta que a finales entre en vigor la nueva ordenanza de movilidad sostenible.

Gráfico con las principales medidas para circular con patinete eléctrico.

Gráfico con las principales medidas para circular con patinete eléctrico. MEDITERRÁNEO

El texto de la DGT deja claro qué vehículos tienen la consideración de VMP, entendiendo como tales los dotados con una o más ruedas, una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos con velocidades máximas de entre 6 y 25 km/h.

Quedan excluidos como VMP:

  • Vehículos sin sistema de auto-equilibrio y con sillín.
  • Vehículos concebidos para competición.
  • Vehículos para personas con movilidad reducida.
  • Vehículos incluidos en el ámbito del Reglamento (UE) N2 168/2013: patinetes con asiento, ciclo de motor o ciclomotores de dos ruedas.

Compartir el artículo

stats