Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PLAGA EN LA PROVINCIA

El PP de Castelló alerta del problema de salud pública que suponen los mosquitos

La portavoz popular municipal, Begoña Carrasco, visita las zonas más afectadas

La portavoz municipal del PP, Begoña Carrasco, en su reciente visita al Grupo San Lorenzo. MEDITERRÁNEO

«Las quejas vecinales no son infundadas». Así de contundente ha sido hoy la portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castelló, Begoña Carrasco, a la hora de calificar el problema que sufre la ciudad con los mosquitos. En una visita por núcleos urbanos como la Marjalería, el Grao, el centro de la capital o grupos como el de San Lorenzo «hemos sufrido en primera persona la virulencia de las picaduras», asegura la concejala, que acusa al gobierno de Amparo Marco de posicionar a la ciudad «a la cola» de los municipios de la provincia que sí que están actuando contra la plaga.

Semanas después de las primeras denuncias, desde el PP justifican la insistencia vecinal porque «los días pasan y el problema de salud pública que causan las plagas de mosquitos va a más». Carrasco lamenta que Castelló «sigue sin permiso de fumigación aérea mientras otros ayuntamientos nos llevan ventaja», por lo que hoy ha insistido en la necesidad «de redoblar esfuerzos» para ofrecer «soluciones efectivas».

La portavoz del PP incidió en la problemática denunciada por los vecinos del Grupo San Lorenzo, donde «más allá de las fumigaciones puntuales del centro social, que por normativa del covid eran obligatorias, la alcaldesa no ha vuelto a enviar a nadie para fumigar en el barrio ni para realizar ninguna ora obra de mantenimiento». Ha recordado, además, que «siguen con el consultorio médico cerrado».

«Las terrazas de la hostelería se vacían de clientes por temor a las picaduras, lo que supone pérdidas económicas»

Begoña Carrasco - Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castelló

decoration

En cuanto al problema de mosquitos, Begoña Carrasco afirma que «nos llegan quejas de todos los distritos» e incide en que «las plagas no son un problema menor y, por tanto, es necesario actuar para que no acaben alterando la vida diaria de los castellonenses» como ya sucedió, como ha recordado, con la suspensión de entrenamientos en las instalaciones deportivos del Chencho. La concejala popular asegura que nadie se escapa de las consecuencias de esta presecia descontrolada de insectos. En la hostelería «las terrazas se vacían de clientes por temor a las picaduras» lo que supone «pérdidas económicas para negocios que tratan de sobreponerse a la crisis que ha traído esta pandemia», afirma.

Para los populares de Castelló, los ciudadanos perciben que «el gobierno municipal les tiene abandonados».

Compartir el artículo

stats