Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

REPORTAJE

Los Moros d'Alqueria de Castelló retoman la fiesta

La asociación de Castelló rinde homenaje en Alcoy a Ximo Pascual, la ropería donde adquieren los trajes para el Pregó y comparten el Migany con la filà ‘Els Verds’

La representación de los Moros d'Alqueria homenajeó a Ximo Pascual.

La representación de los Moros d'Alqueria homenajeó a Ximo Pascual.

Los Moros d’Alqueria retoman la fiesta tras casi dos años de pandemia donde la entidad, por responsabilidad y seguridad sanitaria, había suspendido sus actividades. Y lo han hecho con un homenaje a una de las personas más queridas por la asociación castellonense. Se trata de Ximo Pascual, el alcoyano que desde hace más de 40 años los viste para el Pregó tras elegir los trajes en su ropería de la ciudad alicantina. Hasta allí se desplazó una representación de los 62 socios para rendirle tributo en un acto sorpresa para este profesional que, visiblemente emocionado, recogió la escultura al Moro d’Alqueria, obra de Maite Saura, y cuya original se encuentra en la concurrida avenida del Mar.

Un momento del homenaje a Ximo Pascual, en su ropería de Alcoy. MEDITERRÁNEO

«Le hemos demostrado, con este acto, nuestra amistad y cariño, después de estos meses de pandemia», explicó el presidente de los Moros d’Alqueria, Leandre Escamilla al periódico Mediterráneo. Además, la delegación castellonense también se reunió con los miembros de la filà Els Verds y donde recibieron un libros sobre las fiestas y un CD, al mismo tiempo que les entregaron un detalle procedente de tierras castellonenses. Fue, sin duda, una jornada de hermanamiento con la que los Moros d’Alqueria han comenzado a retomar la normalidad.

Pregó

De hecho, aprovecharon su visita a la ropería de Ximo Pascual para ir detallando los trajes que lucirán en la próxima cabalgata anunciadora de las fiestas de la Magdalena, el sábado 19 de marzo del 2022. Y a esta visita se suma el concierto de la Banda Municipal de Castelló, hace quince días en el Auditorio donde rindió tributo a los Moros y al que asistió la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, varios concejales y Na Violant d’Hongria, María Torres.

Ya en casa, en Castelló, la entidad social y festera mantuvo una reunión esta semana para ir trabajando en unas fiestas que se presumen dentro de la normalidad, con el permiso de la pandemia y donde los socios tienen previsto protagonizar los actos habituales como son su participación en el Pregó, la entrega de las becas de gastronomía y música que suele tener lugar el viernes anterior al comienzo de la semana grande en el Teatro Principal y el Premio Cultura y Fiestas Ciudad de Castelló.

Escamilla no descartó la posibilidad de organizar algún acto extraordinario durante las fiestas fundacionales a pesar de que todavía no tienen nada cerrado.

Poco a poco, las entidades festivas van recuperando la normalidad en la capital de la Plana. La pandemia, que suspendió las fiestas en el 2020 a solo cuatro días de su comienzo y que tiró por tierra la ilusión de los castellonenses en general y de los festeros en particular, parece que quiere dar una tregua para que Castelló vuelva a rendir tributo a sus orígenes. Y ahí estarán los Moros d’Alqueria con su participación activa y con la programación de diversos actos que compaginarán cultura, historia y ocio y de los que podrán disfrutar la ciudad y la provincia. 

Compartir el artículo

stats