Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA UTE FORMADA POR BECSA Y TELECSO HA REALIZADO UN ESTUDIO PAISAJÍSTICO

La avenida de Lledó prevé más zonas verdes junto a las aceras y la mediana

La ejecución de las obras empezará este diciembre y concluirá a principios de 2023

Último tramo de la actual avenida de Lledó de la capital que llega hasta la basílica de la patrona de Castelló y al que también afectará la remodelación.

El proyecto de la remodelación de la avenida de Lledó, que ha redactado la UTE adjudicataria de las obras (Becsa y Telecso), mejora las zonas verdes e incrementa la vegetación a lo largo de todo el trayecto que estrenará nueva imagen en el primer trimestre del 2023 y que supondrá una de las obras más importantes del presente mandato en la capital de la Plana.

Si bien el anteproyecto marcado por el consistorio, tras un proceso de participación ciudadana le daba gran importancia a la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente, las líneas definitivas de los trabajos refuerzan este aspecto y ajardina nuevos espacios con un mayor número de árboles y parterres con plantas arbustivas que permitirán también reducir, junto a la disminución de la presión del vehículo privado, las emisiones de CO2, tal y como ha podido saber el periódico Mediterráneo.

COMIENZO EN DICIEMBRE

Este aumento de zona verde se ubicará junto a las aceras y en las medianas de todo el trayecto, según recoge el estudio paisajístico que forma parte del proyecto definitivo de esta remodelación que comenzará el mes que viene y tiene un plazo de ejecución de 15 meses, por lo que finalizarán en el primer trimestre del 2023.

El aumento de vegetación le dará a todo el vial un aspecto más amable en el que el peatón será protagonista frente a la circulación de vehículos por la zona.

Con un presupuesto que supera los 3 millones de euros, la obra será sufragada al 50% entre el Ayuntamiento de Castelló y la Unión Europea a través de los fondos Feder.

Hay que recordar que el anuncio de estos trabajos urbanísticos, que también mejorarán la movilidad, han causado malestar entre los vecinos debido a la eliminación a la circulación de vehículos en general en el tramo entre la plaza María Agustina y la calle Pintor Carbó y solo podrán hacerlo los de los vecinos de la zona para entrar y salir de sus garajes. Los vecinos también están molestos y han protestado por la eliminación de plazas de aparcamiento. 

Compartir el artículo

stats