Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reportaje

Aperturas que son eternas en Castelló

La zona verde de Tárrega Monteblanco, el quiosco del parque Josefina López (Grau) y la cafetería del parque ciclista, terminados pero a la espera de los trámites administrativos

Recinto ubicado junto a la avenida Tárrega Monteblanco y que limita con la calle Felipe II.

La burocracia y los farragosos trámites administrativos pueden convertirse en una pesadilla y más si afectan a dotaciones que, finalizadas, no pueden ponerse a disposición de la ciudadanía por no contar con toda la documentación OK. Y Castelló no escapa a esta situación en lo que hace referencia a tres dotaciones.

La primera de ellas es la zona verde junto a la avenida Tárrega Monteblanco (enfrente del Hospital Provincial) que limita con la calle Felipe II. El recinto, de urbanizador privado, ya cuenta con la zona de paseo, bancos, zona verde y columpios pero sigue cerrada al público. Según ha podido saber este diario de fuentes municipales, dicho urbanizador todavía tiene que trasladar la titularidad del espacio al Ayuntamiento, si bien, aún está pendiente de solucionar con Iberdrola la ubicación de un centro de transformación.

Un caso parecido al que sucedió con la prolongación de la calle Carcagente, que retrasó varias semanas la apertura del vial pese a que la obra estaba rematada y que suponía un vial de salida clave a la ronda de circunvalación.

Imagen del parque ciclista. Manolo Nebot

La cafetería del parque ciclista de Castelló, en la Ciudad del Transporte, tampoco funciona a pesar de que sí que lo hace el espacio dedicado a la práctica de la bicicleta. Totalmente acabada, el Ayuntamiento de la capital tiene pendiente sacarla a licitación, por lo que los deportistas pueden utilizar este parque pero sin disponer del servicio de bar.

Quiosco en la plaza Josefina López del Grau. MANOLO NEBOT ROCHERA

El tercer caso que se encuentra en esta situación en la ciudad de Castelló, es el quiosco de la plaza Josefina López, en el Grau. Las mismas fuentes municipales explicaron a este diario que el consistorio «está estudiando diversas opciones para abrirlo al público», por lo que el recinto está totalmente terminado y también cerrado sin poder ser disfrutado por los vecinos que se acercan hasta esta nueva zona verde del distrito marítimo.

Compartir el artículo

stats