Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL IMPORTE ECONÓMICO DEL QUE DISPONDRÁ EL AYUNTAMIENTO PARA EL 2022 ASCIENDE A 197,5 MILLONES

El Acord de Fadrell da luz verde en el pleno a los presupuestos que «necesita Castelló»

El gobierno local defiende unas cuentas «de la recuperación» que la oposición critica

El pleno se ha celebrado en el Ayuntamiento de Castelló a primera hora de la mañana de este jueves.

No ha habido sorpresa y tampoco acuerdo para aprobar los presupuestos municipales del Ayuntamiento de Castelló para el 2022 que este miércoles han salido adelante en el transcurso del pleno con los votos a favor del Acord de Fadrell (PSOE, Compromís y Podemos) y la concejala no adscrita, Paula Archelós, y en contra del PP, Ciudadanos y Vox. La sesión ha comenzado con un minuto de silencio por las víctimas del covid.

Unas cuentas municipales que ascienden a 197,5 millones de euros (23 de ellos destinados a inversiones) y que suponen un incremento de hasta 1.145 euros de gasto por ciudadano, tras el aumento global del 1,93% con respecto al 2021.

Un momento del pleno de este jueves. MANOLO NEBOT

«Hacia el progreso»

El debate sobre el presupuesto lo ha iniciado y lo ha finalizado la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco. La primera edila ha hecho hincapié en que se trata de una hoja de ruta económica que recorta el endeudamiento, capta fondos europeos, incrementa las inversiones y refuerza las políticas sociales y de ocupación. «En definitiva, asienta un nuevo modelo d ciudad en la línea que establecen los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en la Agenda 2030», ha recordado Marco. Esta ha afirmado, asimismo, que también «hace frente a los desafío y necesidades de la ciudad y responde a las oportunidades con una fiscalidad justa para ayudar a las familias y al tejido económico local». «El presupuesto del 2022 guiará las políticas progresistas que buscan un Castelló mejor, más próspero y más justo porque es realista», ha dicho Amparo Marco.

Durante el pleno, el equipo de gobierno ha defendido unas cuentas «de la recuperación porque son las que necesita Castelló», la oposición ha criticado afirmando que el presupuesto «tiene que estar al servicio del vecinos y no focalizado a gastar el dinero del contribuyente en obras millonarias que nadie pide», según ha afirmado la portavoz del PP, Begoña Carrasco. Mientras, el representante de Ciudadanos, Vicente Vidal, ha calificado el documento económico de «electoralista, reciclado y que solo progresa subiendo impuestos», y Luciano Ferrer, de Vox, destacó la «politización de las cuentas que «ignoran al vecino».

En cuanto al Acord de Fadrell, el portavoz socialista, David Donate, ha remarcado que es un presupuesto ambicioso en gasto público que consolida la apuesta por las políticas de empleo, social, inversor y que proyecta un modelo de ciudad más amable, más sostenible y más verde». De forma similar se han pronunciado sus socios, Ignasi Garcia (Compromís) y Fernando Navarro (Podemos). El nacionalista ha destacado el revulsivo económico para las pymes, el rescate social y el impulso a la economía verde para hacer de Castelló una ciudad de derechos y oportunidades» mientras que Navarro ha recordado que las cuentas económicas «se aprueban a tiempo este año para avanzar hacia una ciudad igualitaria». 

Vía libre a una plantilla municipal que «mejorará el servicio al vecino»

La corporación municipal ha aprobado también en el pleno de este jueves, con los votos a favor del Acord de Fadrell y la concejala no adscrita, Paula Archelós, en contra del PP y Vox y la abstención de Ciudadanos, la plantilla de personal municipal para este ejercicio. Si bien la concejala de Personal, Mónica Barabás, ha defendido que dicha plantilla «mejorará el servicio a la ciudadanía y que recoge la esencia de las peticiones que el funcionariado hizo llegar a Recursos Humanos a través de los planes departamentales», el portavoz adjunto del PP, Sergio Toledo, ha asegurado que dicha plantilla está «descompensada y ustedes --en referencia al Acord de Fadrell-- la utilizan para pagar prevendas y hacer cambio de cromos porque han perdido la oportunidad de hacerla según merecen los castellonenses». La edila Barabás ha insistido, por su parte, en que la organización del personal está basada en «la racionalidad, la economía y la eficiencia que ha repuesto las vacantes del 2021». Ha anunciado un puesto de trabajo de auxiliar administrativo para persona con diversidad funcional. 

LA CONTRACRÓNICA

Nomdedéu, el PSPV, Onda y el perro de Barabás

Con las concejalas Mónica Barabás (PSOE) y Verònica Ruiz (Compromís) confinadas (siguieron el pleno por streaming) y las ausencias de los ediles Pilar Escuder (PSOE) y Juan Carlos Redondo (PP). Así ha comenzado el pleno a las 9.15 horas en el que cobró especial protagonismo el perro de la primera de las ediles que no paró de ladrar mientras su dueña defendía, a través de la pantalla, la plantilla de personal del Ayuntamiento para el 2022, por lo que la mascota se ha convertido en un participante inesperado. Otra de las escenas que se ha vivido en la sesión fue la insistencia del portavoz de Ciudadanos, Vicente Vidal, para que María Jesús Garrido, responsable del área de Vivienda, le hiciera caso. «Señora Garrido, atenta: primera fotografía», le ha espetado mientras le mostraba una imagen de la situación de las viviendas sociales. Además, ha anunciado que el proyecto de la avenida de Lledó se llama ahora Erre que erre.

Por su parte, el nacionalista Ignasi Garcia ha comenzado su intervención recordando la absolución de Nomdedéu y Brancal en el caso de los sobres que se ha derimido en los juzgados «por la difamaciones del PP», mientras que el socialista Donate ha recordado que quien apoya a la alcaldesa de Onda «sale trasquilado» (en referencia a Vicent Sales a quien Marta Barrachina le quitó el cargo de portavoz en la Diputación) a lo que la portavoz popular Carrasco le ha dicho: «Si prefieren hablar de Onda que limita con L’Alcora, podrán salir ustedes blanqueados».

Compartir el artículo

stats