Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De 450 euros el metro cuadrado a 2.100: las diferencias entre el barrio más barato y más caro de Castelló

Tecnitasa publica un informe sobre precios máximos y mínimos en las principales ciudades españolas

Imagen aérea de la ciudad de Castelló.

El informe anual sobre los precios máximos y mínimos de la vivienda en las principales ciudades españolas que elabora la sociedad de tasación Tecnitasa constata que el mercado inmobiliario ha aguantado bien la pandemia y que el bache que esta provocó ya está superado, lo que ha llevado a un incremento de los precios.

El estudio, en su análisis de Castelló, deja un titular destacado: es la ciudad con el precio mínimo más bajo de toda España, junto a Alicante y Elche. Por lo demás, la diferencia de valor del metro cuadrado entre el barrio más caro de la capital de la Plana y el más barato es muy acusada, de 1.650 euros.

La zona de Sensal es la más cara de la ciudad, según el informe de Tecnitasa. A enero de 2022, el precio medio del metro cuadrado allí se sitúa en los 2.100 euros, una cantidad superior en 100 a la que marcaba este indicador un año antes. Por lo tanto, la compra de un inmueble de 100 metros cuadrados sale por unos 210.000 euros de media.

En el otro extremo están dos barrios de Castelló: Mestrets y la Guinea. Allí el metro cuadrado se paga solo a 450 euros, lo que significa la cifra más baja de España junto a la que marcan el barrio de Carrús de Elche y Juan XXIII de Alicante. En estas dos zonas de la capital de la Plana, caracterizadas por su degradación urbanística y por la falta de inversión pública, el precio se ha mantenido estable respecto al año anterior.

Barrio de La Guinea.

Barrio de La Guinea.

Zona al alza

El hecho que demuestra que Sensal es una zona al alza es que se están construyendo promociones de viviendas en la zona y que ya hay planeadas varias más en los solares libres que todavía quedan. También está creciendo la construcción de unifamiliares, una tendencia que va a más en Castellón.

En la Guinea, en cambio, en los últimos años se ha constatado una fuga de vecinos y problemas de okupación. El barrio lo conforman casas unifamiliares, muchas abandonadas, y edificios de varias plantas de más de medio siglo de antigüedad. Mestrets, por otro lado, sigue siendo una zona con problemas de infraestructuras y de mantenimiento, donde no culminó el ambicioso PAI concebido por el anterior equipo de gobierno del PP, que además fue anulado por el Tribunal Supremo en el 2016.

Compartir el artículo

stats