Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Está pendiente la reparación de la infraestructura

Marco asume buscar encaje al drenaje de la Marjaleria de Castelló

La alcaldesa dará una respuesta técnica antes del verano a los vecinos tras estudiarlo

La alcaldesa, Amparo Marco, y el edil Fernando Navarro mantuvieron ayer una reunión con los vecinos de la zona.

La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, junto al concejal de Transición Ecológica, Fernando Navarro, mostraron ayer el compromiso del Ayuntamiento a los vecinos de la Marjaleria de estudiar la reparación de la infraestructura drenaje ante la problemática de inundaciones que padecen los vecinos de la zona.

Así lo explicaron a la veintena de residentes de la zona de Bovar, Senillar y Molinera que asistieron al encuentro, a quienes comentaron que se abordará la posible solución con los técnicos antes de verano. Aunque desde el consistorio optaron por no confirmar plazos, vecinos señalaron que el compromiso de Marco es de un mes, mientras que otras fuentes presentes en el encuentro apuntaron que en dos meses, a principios de junio, podrían volver a reunirse ambas partes para abordar las novedades en el asunto.

Complejidad

Desde el consistorio aseguraron ser «conscientes de la problemática» y explicaron a los residentes que «la Concejalía de Transición Ecológica lleva desde hace un año buscando una solución y ha mantenido reuniones con las propiedades afectadas, Generalitat Valenciana y diferentes departamentos municipales para ver cómo se lleva a cabo la reparación». Según Navarro, es una cuestión «compleja desde el punto de vista jurídico, ya que de acuerdo con la ley de Espacios Naturales de la Generalitat la desecación es posible para fines agrarios».

Mientras, vecinos que acudieron al encuentro aportaron a este periódico que la versión del consistorio también sostuvo que el hecho de que haya varias instituciones implicadas aporta dificultad a la restitución de la tubería de drenaje, así como que la alcaldesa afirmó que la financiación de la intervención no es la problemática de la cuestión, sino ponerse de acuerdo entre las diversas administraciones implicadas, como el Coto Arrocero, la Diputación o la Generalitat con la mencionada normativa.

En otro ámbito, el encuentro también sirvió para tratar las quejas sobre el impacto en la población de la zona de los mosquitos, sobre lo que los vecinos también habrían arrancado el compromiso de Marco de abordar el tema con la Diputación.  

Compartir el artículo

stats