Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MEMORIA DEMOCRÁTICA

Así quedará el parque Ribalta tras la retirada de la cruz

Las empresas Solaris Purgaret SLU y Prades Movimiento de Tierra, de Castelló, optar a realizar los trabajos que incluyen quitar el símbolo

Imagen de la cruz ubicada en el parque Ribalta de Castelló.

La retirada de la cruz del Ribalta está cada vez más cerca tras los últimos avances administrativos realizados por el Ayuntamiento de Castelló. Tras cerrarse el plazo de presentación de propuestas, dos empresas de Castellón son las que optan a realizar los trabajos de retirada y traslado de este símbolo religioso así como a remodelar esta zona que, en la actualidad, y desde 1944, ocupa el monumento. Fue en los años 40 cuando se erigió en honor a los Caídos por Dios y por España y en 1979 la corporación municipal (con los votos a favor de PSOE, PCPV y EIC, la abstención de UCD y AP en contra) cambió la leyenda y se dedicó A todas las víctimas de la violencia.

En estos momento, y pese a la oposición de Abogados Cristianos en los juzgados, el proceso sigue adelante y, ahora, el consistorio estudia las propuestas presentadas por las firmas Solaris Purgaret SLU y Prades Movimiento de Tierra con el fin de adjudicar los trabajos que deberán estar concluidos, una vez iniciados, en seis semanas. Un plazo que haría preveer que el símbolo religioso podría desaparecer del parque Ribalta antes del verano si se cumplen todas las previsiones municipales. Una vez se retire, este se portará al almacén municipal de Tetuán XIV hasta que el obispado, al que el Ayuntamiento de Castelló se lo ha cedido, decida dónde ubicarlo. Hoy en día todavía lo desconoce, tal y como han reiterado fuentes episcopales a este diario en diversas ocasiones.

En cuanto al presupuesto municipal para la ejecución de la obra, este asciende a 71.286 euros (IVA incluido). La empresa que resulte adjudicataria del proyecto deberá destinar el 10% de esta cantidad, tal y como refleja el pliego de condiciones, a contratar la ejecución del material a microempresas o autónomos con el fin de potenciar el empleo y la recuperación económica en la ciudad.

¿Cómo quedará la zona?

En cuanto al nuevo espacio que resulte como consecuencia de la remodelación de esta zona, hay que destacar que será similar al resto del parque Ribalta en la que se encuentra ubicada. Habrá dos bancos de piedra chapados en cerámica como los que hay junto al obelisco, un camino de tierra con arbustos y riego localizado, así como varias especies arbóreas en consonancia con su entorno.

Infografía de cómo quedará la zona que actualmente ocupa la cruz. MEDITERRÁNEO

Con la confirmación del interés de estas dos empresas castellonenses y la próxima adjudicación de los trabajos se encara la recta final de este proceso que pondrá punto y final a una de las polémicas abiertas en la ciudad y que ha enfrentado a diversos colectivos con la presentación de alegaciones en los últimos meses.

La oposición más férrea a la retirada de la cruz la ha mostrado Abogados Cristianos, que intenta paralizar el proceso de este símbolo franquista en los juzgados alegando que solo tiene connotación religiosa. Frente a ellos, otros colectivos como Grup per la Recerca de la Memòria Histórica, Castelló en Moviment, Familiares de las Víctimas franquistas del Cementerio de Castelló o la Asociación Francesc González Chermá también presentaron alegaciones pero, en esta ocasión, para que se quite la cruz. 

Compartir el artículo

stats