Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las actas

Calles franquistas de Castelló: los documentos que 'condenan' a Lluís Revest, Traver Tomás y Sánchez Gozalbo

El Ayuntamiento argumenta que participaron activamente en comisiones de depuración de maestros, trabajadores municipales y personal médico

Los expedientes. Mediterráneo

Finalmente, solo tres de los nueve nombres que se incluían en un principio en el catálogo de vestigios franquistas elaborado por la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática serán eliminados del nomenclátor de Castelló. El Ayuntamiento ha decidido que cambiará únicamente aquellas calles, plazas y avenidas que llevan el nombre de personas «de las cuales haya constancia que participaron activamente en comisiones de depuración de trabajadores municipales y personal médico» durante la dictadura. Se trata de las calles dedicadas a Lluís Revest, Sánchez Gozalbo y Traver Tomás. En el caso de Lluís Revest, además, habrá que ver qué sucede con el colegio público que lleva su nombre.

Mediterráneo ha tenido acceso a varios de los documentos con los que el consistorio de la capital de la Plana argumenta su decisión, y que se pueden adjuntar en el siguiente enlace.

Descarga aquí los documentos.

Maestros, funcionarios y médicos depurados

Lluís Revest, según explica el consistorio, fue miembro de la comisión de depuración de maestros en la provincia, donde los suspendían de ocupación y sueldo, traslado forzoso, inhabilitación o separación definitiva del servicio por cuestiones político-ideológicas. Además, fue concejal-instructor encargado de juzgar a los funcionarios y trabajadores del Ayuntamiento y su firma, junto a la del alcalde Traver Tomás, aparece en los expedientes de depuración de este personal funcionario que también encomendaba sanciones con suspensión de ocupación y sueldo, separación del cargo o cese por cuestiones políticas e ideológicas.

En el caso de Traver Tomás, consta como presidente de las comisiones de depuración de funcionarios del Ayuntamiento como alcalde y era quién resolvía los expedientes. En total, a 40 hombres de la ciudad de Castelló se les abrió sumario y fueron fusilados como consecuencia de la persecución política de la dictadura contra quien no era adepto al régimen franquista, tal y como indican fuentes municipales.

Asimismo, el doctor Sánchez Gozalbo presidió el Comcas (Colegio de Médicos de Castelló) entre 1940 y 1943, cuando se dio el grueso de las depuraciones profesionales. De hecho, casi todas se hicieron durante su mandato según se desprende de la información del libro de actas. Constan documentalmente en las actas del Consejo Directivo del Colegio depuraciones colegiales hasta octubre de 1942, y hasta esa fecha el Colegio depuró a quince colegiados, dejando sin sanción a cinco.

Los cambios

Por ello, ante toda la documentación que justifica que formaron parte de la represión franquista con expedientes de depuración de trabajadores municipales y personal médico, el Ayuntamiento cambiará estas vías del nomenclátor de la ciudad por los nombres del padre Ricardo, el lingüista Germà Colón y la abogada y política Victoria Kent.

Estos cambios se suman a los otros que ya anunció el consistorio: las dedicadas a Santos Vivanco, Herrero Tejedor y Carlos Fabra Andrés por su relación directa con el régimen, y que serán reemplazados por la escritora Isabel-Clara Simó, la artista Beatriz Guttmann, y el joven asesinado en Montanejos, Guillem Agulló. 

Compartir el artículo

stats