Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto conllevará una inversión de más de 10,5 millones de euros cofinanciados en su mayoría por Europa

Castelló asegura la Zona de Bajas Emisiones que aumentará la peatonalización del centro: Estas serán las calles afectadas

El Ayuntamiento prevé aprobar la nueva ordenanza de movilidad en el pleno de junio incluyendo la ZBE

Dos personas pasean por Castelló. GABRIEL UTIEL BLANCO

El Ayuntamiento incluirá la llamada Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de Castelló, que abarcará 745.000 metros cuadrados del centro, peatonalizará calles y limitará el acceso para reducir las emisiones y la contaminación, en la primera ordenanza municipal de movilidad sostenible que prevé aprobar en el pleno del mes de junio. Este movimiento blindará la ejecución de la ZBE, una obligación legal para todos los municipios españoles de más de 50.000 habitantes, y para la que Castelló ha obtenido 7,8 millones de euros de fondos europeos Next Generation que cofinanciarán un proyecto global de más de 10,5 millones.

«Regular la ZBE no solo aporta seguridad y garantía de que se ejecutará, también demuestra el compromiso del actual equipo de gobierno por desarrollar zonas peatonales y sostenibles en la ciudad de Castelló», explica Jorge Ribes, el edil de Movilidad Sostenible. Tal y como adelantó meses atrás Mediterráneo, la ZBE de Castelló cubrirá una superficie de 745.000 metros cuadrados en el centro de la capital de la Plana.

En concreto, el espacio delimitado como Ronda Centro Zona de Bajas Emisiones, está comprendido en la intersección de las calles Cerdán de Tallada (al norte), San Roque, Sanahuja, Gobernador Bermúdez de Castro, Guitarrista Tárrega y avenida Casalduch (al este), calle Orfebres Santa Línea y Lepanto (al sur) y Rondas Mijares y Magdalena (al oeste). El grado de peatonalización de cada vial está todavía por determinar. 

El mapa.

El mapa. Mediterráneo

 Los plazos

Para no perder la importante ayuda europea, Castelló debe haber adjudicado el 60% del proyecto antes de noviembre del presente 2022. El periodo de ejecución máximo es el 31 de diciembre de 2024. «La ZBE supondrá un antes y un después en la forma que tenemos de relacionarnos y entender nuestra ciudad, evolucionando hacia un Castelló mucho más amable y sostenible, que priorice medios no contaminantes y genere espacios peatonales», añade el edil Ribes.

El objetivo de la ZBE es reducir más del 40% de las emisiones contaminantes.

En la ordenanza municipal, la primera de este tipo en Castelló, también se regularán aspectos como la seguridad vial, la señalización, la circulación, las zonas de carga y descarga o el uso de bicicletas, motocicletas y patinetes, entre otras cuestiones. 

Compartir el artículo

stats