El Plan de Ordenación Pormenorizada (POP) de Castelló en el que está trabajando el Ayuntamiento identifica 17 Áreas de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) que se consideran prioritarias para la transformación y mejora de determinados entornos urbanos. Estas zonas corresponden a Castalia-La Guinea, Alcalde Tárrega, Farola-Ravalet, Plaza de Toros, Gran Vía, Parque del Oeste, Constitución, Sequiol, Crémor, Carretera de Alcora, 14 de junio-Grapa, Rafalafena, Tombatossals, San Agustín y San Marcos, San Lorenzo, Perpetuo Socorro-La Unión San Francisco y Grau.

 

“La identificación de estas 17 áreas de rehabilitación, regeneración y renovación urbana es fruto de un trabajo de diagnóstico que analiza las necesidades de los barrios desde una perspectiva global y transversal y que permite priorizar intervenciones”, ha explicado la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco. “Estas intervenciones permitirán redignificar y mejorar la calidad de estos espacios y mejorar la calidad de vida de las personas”, ha resaltado.

Áreas de rehabilitación, regeneración y renovación urbana del Plan General de Castelló

El concejal de Urbanismo, José Luis López, por su parte, ha puesto en valor el estudio, “que aporta una radiografía exhaustiva de los barrios que ayudará en la toma de decisiones para mejorar el día a día de los vecinos y las vecinas de Castelló”. Además, ha especificado que “las actuaciones en estas áreas contribuirán a cohesionar la ciudad y coser los barrios periféricos con la ciudad consolidada”, ha detallado López.

 

El segundo teniente de alcaldía, Ignasi Garcia, ha insistido en que “se trata de avanzarnos a qué tipo de ciudad queremos, y por eso esta ordenación tiene una clara visión pensada para las personas, con más espacios naturalizados y con infraestructuras sostenibles que nos permitan cohesionar y conectar todos los barrios de la ciudad con igualdad de condiciones”. Garcia también ha detallado que “la regeneración y renovación urbana que fomentamos nos permite ser una ciudad más accesible, igualitaria y justa”.

 

“El nuevo Plan de Ordenación Pormenorizado contempla un modelo de crecimiento de ciudad solidario y social con una apuesta clara por la regeneración de los barrios más vulnerables, con el objetivo de fomentar una ciudad más igualitaria y mejorar la calidad de vida de todos nuestros barrios", ha afirmado el tercer teniente de alcaldía, Fernando Navarro. Además, ha subrayado que por ello el planeamiento recoge 17 ARRU, una herramienta “muy importante en estos momentos para movilizar las ayudas de rehabilitación hacia las zonas residenciales de Castelló que más necesitan mejoras en conservación, accesibilidad y eficiencia energética”.

 

La delimitación de las 17 áreas se basa en un diagnóstico del entorno urbano realizado a partir de la valoración de una serie de indicadores previamente definidos que miden la vulnerabilidad en cuatro categorías: urbana, edificatoria, sociodemográfica y socioeconómica. Las áreas delimitadas están enfocadas a mejorar determinadas partes de estos entornos urbanos, ocupados principalmente por edificaciones construidas entre los años 50 y 80, integrados mayoritariamente por grupos de vivienda social, vivienda autoconstruida y edificaciones en general en mal estado de conservación, desprovistas de aislamiento térmico y acústico, sin adecuadas condiciones de accesibilidad, falta de equipamientos y de servicios básicos y desconexión del casco urbano; coexistiendo con problemas del entorno social como bajo nivel educativo, envejecimiento de la población o bajo nivel adquisitivo.