Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reconocimiento al castellonense que defendió los derechos del colectivo LGTBI

Castelló inaugura en septiembre la escultura de la activista Pepa Wells

La obra realizada por Jere es de bronce, mide 1,5 metros y refleja al transformista sentado

El transformista Pepa Wells falleció de cáncer en el mes de abril del 2021. MEDITERRÁNEO

Castelló tiene previsto inaugurar en el mes de septiembre la escultura de bronce dedicada al transformista Pep Aguilar, conocido popularmente como Pepa Wells, en un entorno del Grau cercano al pub La Pacheca al que estaba muy vinculado. Este dedicó toda su vida a defender los derechos del colectivo LGTBI en Castellón y falleció hace algo más de un año tras una larga enfermedad. Esta noticia llega hoy, el mismo día en el que el Gobierno de España aprobará la Ley para la Igualdad real y Efectiva de las Personas trans y para la Garantía de los Derechos de las Personas LGTBI, más conocida como la ley trans. Esta norma incorpora importantes mejoras aunque mantiene intacto lo que se consideran los «derechos fundamentales reconocidos» como, por ejemplo, los artículos que hacen referencia a la autodeterminación de género, que supone que las personas trans puedan cambiar su sexo registral sin requisitos, pero con un período de reflexión de tres meses.

La escultura, con un coste de 40.000 euros y realizada por el escultor Jere, es de bronce y, con una altura aproximada de 1,5 metros, representa a Pepa Wells sentada, tal y como ha podido saber este periódico.

Normalizar

La activista dedicó toda su vida a tratar de normalizar en Castellón el hecho de ser transformista. Tanta era su voluntad de cambiar la situación del colectivo, que llegó a participar en la primera manifestación que se realizó en Barcelona en 1977 a favor de la Ley de Peligrosidad y Reforma Social. 

Allí fue donde aprendió el arte del transformismo, aunque también sufrió discriminación por su condición sexual para, posteriormente, volver a la capital de la Plana. Sin embargo, regresó más fuerte de Barcelona y todo lo que le pasó lo transformó en algo positivo. Wells era homosexual y no tuvo unos inicios fáciles pero no manifestó nunca reparos es mostrarse tal y como era.

Por ello, siempre fue un símbolo para toda la comunidad LGTBI castellonense de la que recibió un sentido homenaje. A nivel personal, Wells fue definida por quienes mejor le conocían como «un terremoto, una persona luchadora y que nunca le importaba ser visible, siempre estuvo en primera línea luchando por los demás cuando nadie se atrevía». 

Compartir el artículo

stats