Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Como la Rioja, Sevilla o Granada

Solución para las tascas de Castellón: ser zona de tradición gastronómica

Todos los partidos respaldan una moción del PP para recuperar la legalidad de la actividad

La portavoz del PP en Castelló, Begoña Carrasco, se reunió hace varias semanas con hosteleros de las tascas. Mediterráneo

Todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Castelló han consensuado una moción sobre la retirada de la zona acústicamente saturada (ZAS) de las tascas que incluye el compromiso de trabajar para cambiar los hábitos de ocio con el objetivo de evitar de nuevo el conflicto vecinal por molestias. Así, los partidos solicitan por unanimidad al consistorio la declaración de una zona de tradición gastronómica que permita recuperar la legalidad de la actividad de las tascas en vía pública, pero adaptándola las exigencias horarias que la puedan hacer compatible con el bienestar vecinal.

La moción, que irá al pleno del jueves, parte del Partido Popular, quien busca preservar una tradición de más de 40 años en la ciudad de Castelló, la actividad que generan sus locales y el empleo que crean, 70 puestos directos más los indirectos.

«Con el reciente anuncio del levantamiento de la zona acústicamente saturada, gracias al compromiso de los hosteleros y de los usuarios, que ha permitido reducir los niveles acústicos que implicaban tantas limitaciones a su actividad, es momento de dar un paso más y declarar las calles Isaac Peral y Barracas, y en el entorno de la plaza Santa Clara zona de tradición gastronómica. Esto permitiría blindar su continuidad, sin menoscabo del derecho al descanso vecinal», explicó la portavoz popular, Begoña Carrasco.

Mesa de negociación

De esta manera, los grupos solicitan, tal y como recoge el documento, la creación de una mesa de negociación con los hosteleros de las tascas, el equipo de gobierno, los representantes del resto de grupos políticos y los vecinos a fin de buscar una solución de consenso.

Además, se insta a potenciar la colaboración público-privada con el fin de desarrollar iniciativas de ámbito gastronómico que permitan multiplicar el atractivo de estos locales y que potencien su reclamo turístico, igual que hacen otras ciudades españolas con una oferta gastronómica similar, como en la Rioja, Sevilla, Granada, Zaragoza o San Sebastián

«Nuestras tascas, además de ser un enclave de ocio y gastronomía, lo son también de socialización, al tiempo que permiten mantener con vida el centro, que está sumido en una situación de degradación, abandono y desertización de residentes, por las dificultades de accesibilidad o el cierre de locales comerciales», remarcó la portavoz popular.

Compartir el artículo

stats