Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ya hay fecha para retirar la cruz del Ribalta

El símbolo se llevará el mismo día que se quite a la explanada de iglesia Santo Tomás

Imagen de la cruz del parque Ribalta de Castelló. MEDITERRÁNEO

Ya hay fecha para la retirada de la cruz del parque Ribalta. Tras 78 años en este emplazamiento, el Ayuntamiento de Castelló, en cumplimiento con la ley de Memoria Democrática de la Comunitat Valenciana aprobada en el año 2017, quitará el símbolo religioso este mismo mes de julio, a partir de la segunda quincena, con mayor probabilidad.

Así lo ha podido saber el periódico Mediterráneo después de que ayer mismo la empresa adjudicataria de los trabajos (Solaris Purgaret S.L.) notificara a la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo que tiene previsto comenzar las obras con el fin de que esté informada. Ahora, esta administración autonómica tiene de plazo entre una semana y quince días para informar que se ha dado por enterada pudiendo comenzar las obras a partir de entonces. Un proceso administrativo con el que finalizaría toda la burocracia pertinente y con el que comienza la cuenta atrás para quitar este símbolo.

De hecho, ya está todo planificado y coordinado entre el Ayuntamiento de Castelló, el obispado de la diócesis Segorbe-Castellón y la empresa responsable de la obra para el comienzo de la misma en los próximos días.

Así, el cronograma de los trabajos establece que lo primero que se ejecutará será la retirada de la cruz. Será con una grúa y en bloque y se llevará en un camión directamente hasta la explanada de la iglesia de Santo Tomás, en la zona de Rafalafena, donde quedará instalada en el lugar donde ahora hay una cruz de hierro.

De hecho, el obispado ya ha realizado algunos trabajos de adecuación del terreno para que la empresa la pueda colocar sin problemas. El objetivo es que la cruz del Ribalta se coloque en el nuevo lugar el mismo día de su retirada.

Mobiliario y plantas

Una vez hayan concluido los trabajos de retirada, comenzará la obra de adecuación de la zona con el derribo de la estructura de hormigón y mármol y las escaleras sobre las que se encuentra la cruz.

La instalación del mobiliario urbano (bancos de cerámica) y la plantación prevista (se recuperan algunas especies) serán los últimos pasos a tener en cuenta de esta adecuación que tiene un plazo de ejecución de seis semanas. De hecho, está previsto que la zona esté completamente remodelada en el mes de septiembre.

Compartir el artículo

stats