Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSPV cuenta con mayoría de la junta de gobierno, pero busca alcanzar un consenso

El tripartito ‘choca’ con el relevo de las seis calles franquistas de Castelló

Podem se alinea con Compromís frente a la última propuesta de los socialistas

Dos personas observan el rótulo de la calle Santos Vicanco, una de las que se retirará próximamente. FRANK PALACE

La historia del reemplazo de las calles franquistas de Castelló vive esta semana un nuevo capítulo, tras el choque producido entre el equipo de gobierno de la ciudad a raíz de la última propuesta del PSPV. Sus socios, Compromís y Podem-EUPV, no están dispuestos a aceptar algunos de los nombres propuestos y, aunque los socialistas tienen mayoría en la junta de gobierno, advierten de que un hipotético rodillo para imponer esos cambios tendría sus consecuencias en el seno del Ayuntamiento.

Seis son las calles y avenidas que hay que sustituir, después de que se decidiera eliminar del nomenclator a Lluís Revest, Sánchez Gozalbo, Traver Tomás, Santos Vivanco, Herrero Tejedor y Carlos Fabra Andrés. En la propuesta inicial de Compromís, que pasó por el Consejo Municipal de Cultura, coinciden dos nombres respecto a la que trasladó este martes el PSPV: el Padre Ricardo y el lingüista Germà Colón. Con esos no hay discusión, y fuentes del proceso indican que tanto Compromís como Podem aceptarían también la inclusión de la escritora Concha Alós y la doctora y catedrática de Química Purificación Escribano, otras dos candidatas del PSPV, con el fin de facilitar un acuerdo.

La fricción

La fricción llega, sin embargo, a la hora de decidir los otros dos nombres. Esas mismas fuentes aseguran que los socios de los socialistas en el consistorio no están dispuestos a renunciar a la calle para Guillem Agulló, el joven militante izquierdista que fue asesinado en Montanejos en 1993. Los otros tres nombres que propuso Compromís, y que cuentan con el respaldo de Podem, son la artista Beatriz Guttmann, la escritora y periodista Isabel-Clara Simó, y la maestra y política Empar Navarro.

Junta de gobierno

El asunto no será tratado en la junta de gobierno de hoy. Fuentes del proceso indican que es poco probable se llegue a la junta de la semana que viene, por lo que la decisión definitiva se podría postergar al próximo mes de septiembre. En la bancada socialista, en todo caso, se confía en alcanzar un acuerdo con nombres de «consenso y que perduren», y valora especialmente la relación de los candidatos con la ciudad de Castelló.

Las otras cuatro propuestas del PSPV-PSOE, que por el momento no han convencido a sus socios, son el ensayista Joan Fuster y la pedagoga Pilar Grangel, además de las ciudades hermanadas con Castelló: Ube (Japón) y Targoviste (Rumanía). De Fuster, en plena conmemoración del centenario de su nacimiento, se destaca que tiene calle en Vila-real, Vinaròs, Benicarló, Onda, la Vall d’Uixó, l’Alcora, Benicàssim. Cabanes y Xilxes, entre otros municipios, pero no en la capital de la Plana. 

Las propuestas

Este proceso coincide con la inminente retirada de la cruz del parque Ribalta, en cumplimiento con la Ley de Memoria Democrática. Será trasladada a la explanada de la iglesia Santo Tomás. 

El PP pide calle para Blanco

Por su parte, el PP, que ya declaró que restituirá los nombres eliminados en caso de recuperar la alcaldía, aseguró ayer a través de su portavoz Begoña Carrasco que el gobierno municipal, al que calificó de «autoritario», va a impedir en el pleno de hoy que Miguel Ángel Blanco (víctima de ETA) tenga una calle en nuestra ciudad», y denunció que el equipo de gobierno haya «desvirtuado» la moción presentada inicialmente al respecto. 

Compartir el artículo

stats