Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TENSIÓN SIN ALTERCADOS

"España será republicana" y "Viva España": la despedida simbólica a la cruz del Ribalta de Castelló

El monumento a los caídos está a la espera de ser trasladado una vez esté lista la estructura. Ambos bandos chocan verbalmente y Abogados Cristianos acusa al juez tras sumar 13 negativas

Tensión y concentraciones opuestas frente a la Cruz del Ribalta ANDREU ESTEBAN

Castelló despidió este miércoles de manera simbólica la cruz de los caídos del parque Ribalta entre proclamas de ideología contraria en la jornada para la que estaba fijado el inicio de la retirada del monumento considerado franquista, si bien finalmente, tal y como recogió el martes este periódico, los trabajos se centraron en el taller de la empresa adjudicataria de las obras, que ultima la construcción de la estructura que busca garantizar la integridad de la cruz.

Cerca de dos centenares de personas se congregaron junto al monumento, si bien entre ellas se incluye una amplia comitiva de políticos municipales y autonómicos de distinto color político, además de medios de comunicación, pues la expectación era palpable desde antes de las 9.00 horas. Policía Nacional y Local velaron por evitar cualquier incidente, que no llegaron a producirse.

A gritos

Los gritos de «Castelló serà la tomba del feixisme» y «España, mañana será republicana» chocaban con los de «viva España» o «esta cruz no se toca», llegando a reproducir un manifestante el himno nacional. No faltó algún momento surrealista en la cita. 

Apenas media hora pasada de las nueve de la mañana irrumpían en escena dos miembros de Abogados Cristianos con una caja que decía contener firmas «en defensa de la cruz del Ribalta». Su portavoz, Norberto Domínguez, anunciaba una nueva acción: la solicitud de recusación del juez titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 1 de Castelló David Yuste al considerar que «existe un prejuzgamiento».

15

Tensión y concentraciones opuestas frente a la Cruz del Ribalta Andreu Esteban

Una petición que llega después de que, según concretaron fuentes municipales, hasta 13 reclamaciones judiciales de Abogados Cristianos contra el Ayuntamiento de Castelló hayan sido desestimadas o inadmitidas. El portavoz, preguntado por el recurso contra la cesión a la Diócesis de la cruz, respondió que «luchamos para que se mantenga donde está».

Junto a los miembros de esta entidad solo estuvieron representantes de Vox, como su dirigente provincial, Llanos Massó: «Apoyamos la reivindicación de Abogados Cristianos», afirmó. Se da la circunstancia de que Domínguez fue candidato por Vox en el número 11 de las listas de Villanueva del Pardillo para las municipales. 

El Partido Popular de Castelló optó por la distancia, si bien su portavoz, Begoña Carrasco, junto a otros concejales exhibió el acuerdo plenario del 1979 que acordaba su resignificación: «Frente a un gobierno municipal que divide a los castellonenses, el PP lo que quiere es sumar. La cruz debe quedarse donde está», dijo.

Avance democrático

A la otra parte de la concentración, una amplia representación del equipo de gobierno municipal celebraba los avances en memoria democrática. La concejala responsable de esta área, Verònica Ruiz, defendió que la licitación se realiza «en tiempo y forma» y recordó que «agosto no es un mes inhábil para trabajar por la calidad democrática». «Este monumento se erigió para la humillación del bando perdedor de la Guerra Civil. Es un símbolo que aún provoca confrontación y la heredera de aquella derecha sigue erigiéndose en su defensa, lo que es un problema para la democracia», valoró la edila.

Sin fechas claras

Por su parte, el concejal de Obras, José Luis López, concretó que las obras se extenderán seis semanas hasta la restitución del jardín: «Siempre hemos mantenido la intención de conservar la cruz latina y se la hemos cedido al Obispado», matizó, sin detallar fechas por ahora.

Según pudo saber este diario, preocupa el estado del monumento y su resistencia a los movimientos que se deben llevar a cabo. También ha existido dificultad a la hora de planificar el recorrido por los viales de la capital para sortear cableado, dadas las dimensiones que tiene la cruz.  

A Ruiz y López se sumaron en defensa de la retirada los ediles Jorge Ribes, Octavio Traver, Ignasi Garcia, Fernando Navarro y María Jesús Garrido. También otros cargos de Compromís como el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, o el exconseller de Educación Vicent Marzà; o de Podemos, como el subsecretario Cristian Veses. Más allá asistieron miembros de entidades como la asociación Amics del Ribalta.

Compartir el artículo

stats