El Ayuntamiento de Castelló ha concedido 167 ayudas para hacer frente al pago de facturas de luz, agua y gas de familias en situación de emergencia social, desde el 1 de enero al 20 de julio de este año, por un valor que roza los 38.000 euros. De ellas, 112 han sido para suministro eléctrico, 38 para recibos de agua, 13 para el gas y otras cuatro para gas y luz.

En el año 2021, fueron 252 las ayudas concedidas por 51.800 euros. Estas ayudas para suministros energéticos básicos están contempladas en el plan para combatir la pobreza energética que puso en marcha el gobierno municipal en 2016 y a través del que se han concedido, desde entonces y hasta el 20 de julio de este año, un total de 2.664 ayudas por 434.270 euros, según ha informado el consistorio en un comunicado.

La alcaldesa de la ciudad, Amparo Marco, ha destacado que el Ayuntamiento de Castelló "impulsa desde hace siete años un plan para combatir la pobreza energética en la ciudad y para proteger a las personas más vulnerables, que hoy en día especialmente más notan los efectos del aumento del coste de la vida y con ello el encarecimiento de la factura energética".

Además, Marco ha señalado que el pasado mandato se activó un plan para evitar el corte de los suministros básicos de familias que pueden hallarse en situación de emergencia social porque, ha aseverado, "el bienestar de los vecinos es una prioridad para este gobierno municipal".

El plan para reducir la pobreza energética se puso en marcha en 2016 tras cerrar acuerdos con las principales empresas suministradoras de agua, gas y electricidad. Desde entonces, y dentro de las ayudas de emergencia social del consistorio, a través de la Concejalía de Bienestar Social, Dependencia e Infancia, se conceden prestaciones destinadas a la modalidad de suministros básicos energéticos.

Por su parte, la concejala de Bienestar Social, Dependencia e Infancia, Patricia Puerta, ha apuntado que "gracias a estas ayudas que evitan los cortes de luz, agua o gas, muchas familias en situación de vulnerabilidad puedan acceder a los suministros básicos, lo que en parte contribuye a la mejora de su calidad de vida".