Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alegaciones

El fin de la ZAS en las tascas de Castelló no convence ni a hosteleros ni a Sense Soroll

Unos piden ampliar el horario y otros solicitan mantener la restricción

Imagen de archivo de la zona de las tascas de la capital de la Plana. Mediterráneo

La exposición pública del proyecto de retirada de la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) de las tascas de Castelló finalizó con ocho alegaciones, como publicó ayer Mediterráneo. Según fuentes municipales, han sido presentadas tanto por aquellos que desean más horas de ocio en la zona --los empresarios hosteleros-- como por los que quieren mantener las actuales restricciones --algunos vecinos afectados y la asociación Castelló Sense Soroll--. Los servicios municipales estudiarán ahora esas ocho alegaciones presentadas y, posteriormente, la retirada de la ZAS pasará por pleno para ser aprobada, siempre después del verano.

Este cambio será posible porque las mediciones de ruido hechas en las tascas reflejan que el nivel de decibelios está por debajo del máximo establecido por la legislación vigente. Las tascas --plaza Santa Clara y calles Isaac Peral y Barracas-- son ZAS desde el 2010, y 12 años después pueden dejar de serlo. Para ello, el Ayuntamiento fija una serie de medidas correctoras para equilibrar los usos en las tascas con el descanso vecinal.

Ahí llega el conflicto. Los tasqueros en sus alegaciones piden alargar el consumo en el exterior hasta las 23.00, una hora más que lo propuesto por el Ayuntamiento, además de excepciones con las nuevas licencias. Esas son fundamentalmente sus peticiones, según las mismas fuentes.  

Compartir el artículo

stats