Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hostelería de Castelló

Los tasqueros piden una mesa de seguimiento tras el final de la ZAS

En ella participarían empresarios de la zona, técnicos municipales y la Policía Local

Imagen de archivo de una concentración masiva de apoyo a las tascas de Castelló en noviembre del 2019. Fernando Gimeno Agost

Los hosteleros de las tascas de Castelló son uno de los colectivos que ha presentado alegaciones al proyecto de retirada de la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) en el emblemático espacio de ocio gastronómico de la capital de la Plana. Entre sus peticiones, además de alargar el horario de consumo de alcohol en el exterior hasta las 23.00 horas --en lugar de las 22.00 como propone el Ayuntamiento-,  consta una propuesta expresa de crear una mesa de seguimiento que sirva para prevenir «cualquier disfunción que se esté produciendo» tras la retirada de la ZAS.

En concreto, en esa mesa de seguimiento estarían presentes los titulares de los establecimientos, miembros y técnicos de la corporación municipal, así como los responsables de actividades de la Policía Local. La mesa se reuniría cada seis meses, según el escrito de alegación presentado.

Otras propuestas de mejora presentadas por los hosteleros de las tascas, además de las mentadas, pasan por una excepción a las licencias en la zona, mediante la que solicitan que se permita la ampliación y la mejora de los locales ya existentes. También proponen que los servicios municipales de limpieza actúen a partir de las 23.30 horas. El consistorio, en principio, está abierto a estudiar todas estas propuestas.  

En total fueron ocho las alegaciones presentadas al proyecto del Ayuntamiento. Además de los empresarios de la zona, presentaron alegaciones algunos vecinos y la asociación Castelló Sense Soroll. Estos últimos, pidiendo que continúe la declaración de la ZAS, según fuentes municipales. 

A pleno

Una vez se analicen las mismas por parte de los servicios municipales, y se resuelvan en un sentido u otro, la retirada de la ZAS sería aprobada por el pleno municipal, siempre después del verano. La vía para eliminar la ZAS se abrió al comprobarse en las últimas mediciones realizadas que el nivel de decibelios en el lugar está por debajo del máximo establecido por la legislación de contaminación acústica. Con o sin ZAS, seguirá habiendo toldos retráctiles que amortigüen el impacto sonoro de la actividad.

El objetivo del Ayuntamiento con su propuesta es compaginar la idiosincrasia de las tascas con el derecho al descanso. El área que comprenden las calles Issac Peral y Barracas, y la plaza Santa Clara, fue declarada ZAS en el año 2010.

En defensa de las tascas de Castelló, cabe recordar, se han registrado incluso concentraciones multitudinarias en la plaza Santa Clara, en los últimos años. 

Compartir el artículo

stats