Según los datos oficiales, recogidos de 2014 a 2020, el Ayuntamiento de Castelló ha contratado un total de 13 mujeres víctimas de violencia de género. Así pues, la capital de La Plana ha sido seleccionada como ejemplo europeo de buenas prácticas por impulsar la igualdad de género en la contratación municipal. 

El proyecto reconocido por Europa es el de la Escola de matí y vesprada que ofrece el Ayuntamiento de Castelló a través de la área liderada por Verònica Ruiz. El estudio lo realiza el Instituto para la igualdad de género (EIGE). El EIGE es un organismo autónomo de la Unión Europea establecido para fortalecer la igualdad de género en toda la UE.

La concejala de Igualdad, Verònica Ruiz, ha afirmado que “aceptamos este reconocimiento con orgullo, ya que sitúa a Castelló en el mapa en una cuestión en la que este gobierno se deja la piel como la igualdad”. Ruiz ha insistido en que “no escatimamos recursos en hacer más sencilla la vida a las mujeres que, además, han sufrido violencia machista”. Finalmente, la edil ha recordado que “para las víctimas del machismo es esencial poder volver a trabajar y conseguir recuperar su vida”. 

La licitación de la Escola de matí y vesprada está sujeta a unas cláusulas de género que pasaron de ser criterios de adjudicación a ser obligaciones. Según la baremación, que se aplica desde 2012, el 10% de los puntos son el resultado de estas condiciones especiales. De esta manera, se tiene en consideración a las personas con formación en igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres; también se reconocen aquellos proyectos que contraten a víctimas de violencia de género; y, finalmente, los contratos que incluyan a mujeres en puestos de responsabilidad. 

En ese sentido, Ruiz ha explicado que “el proyecto tiene tres objetivos basados en el feminismo: contratar a mujeres víctimas de violencia de género, promover que las mujeres lleguen a puestos de responsabilidad en las empresas y, por último, emplear a personas formadas en igualdad de género”. El servicio se ofrece a todos los centros educativos de Castelló y asegura un mínimo de dos cuidadores por escuela. 

Así pues, este servicio se trata de una escuela que tiene lugar una hora y media antes y después de las clases ordinarias. Se ofrece un ambiente educativo y recreativo para escolares de 3 a 12 años con el objetivo de facilitar la conciliación familiar de madres y padres.