La Navidad está a la vuelta de la esquina y la provincia de Castellón empieza a engalanarse para la ocasión.

Las luces y la decoración típica de esta época del año son elementos claves para ambientar las ciudades y los pueblos, ya que de ese modo se consigue sacar el espíritu navideño de la sociedad.

Castelló, la capital, ha empezado a instalar ya algunos de estos elementos, entre ellos destaca un árbol de Navidad que se ubica en la Puerta del Sol.

El plan energético una prioridad

El Ayuntamiento de Castelló ha comunicado que aplicará un plan de ahorro energético en la iluminación navideña de este año, la medida se toma en un contexto global de encarecimiento de los costes de la energía. Este plan pasa por reducir horarios y puntos de luz, y acortar el periodo de encendido respecto a otros años.

“Son nuevas medidas de ahorro en línea con las que se aplicarán en otros municipios y que, además, permitirán disponer de más recursos municipales para políticas que ayuden a las familias”, ha explicado el concejal de Obras y Proyectos Urbanos, José Luis López. “Este plan de ahorro energético sigue las recomendaciones de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en eficiencia energética”, ha detallado López.

La iluminación se centrará en zonas más comerciales del centro de la ciudad, en calles como Alloza, Colón, Enmedio, Mayor, Navarra o Avenida del Rey, entre otras, “con el objetivo de contribuir a dinamizar las compras de proximidad en estas fechas navideñas”, como ha explicado el concejal de Obras y Proyectos Urbanos, quien señala que “las administraciones públicas deben dar ejemplo en medidas de ahorro, sin renunciar al reclamo comercial que supone encender las luces navideñas”.