TESTIMONIO

Una de las desalojadas en Castelló: "Dónde voy con mi padre con alzhéimer"

Liz residía desde hace dos años y medio en el inmueble con riesgo de derrumbe del centro de la capital

Liz es una de las vecinas desalojadas en Castelló

Liz es una de las vecinas desalojadas en Castelló / ERIK PRADAS

Iván Checa

Iván Checa

Liz Maribel Jaramillo vive desde hace dos años y medio junto a su padre enfermo de alzhéimer, su hija y su perrita en el número 44 de la calle Gobernador de Castelló. Es una de las vecinas desalojadas por el riesgo de derrumbe "inminente" y que se ha enterado este jueves por sus vecinos que debía dejar la vivienda mientras estaba trabajando: "Al llegar me dijo la Policía Local que estábamos en riesgo porque se podía venir abajo", ha explicado a Mediterráneo en su domicilio todavía, instantes antes de ser notificada de la orden para que saliera de su vivienda en menos de cinco horas.

"Yo tengo familia, pero todos venimos de Perú, y no tienen casa propia ni dormitorios para alquilar. Dónde voy yo con mi padre, que tiene alzhéimer, mi hija y mi perrita", se preguntaba Liz, añadiendo que, al menos al mediodía de este jueves, no tenía alternativa habitacional. Liz se refirió además a que el propietario de la finca ya les había invitado recientemente a abandonar el inmueble, alegando que realizaría reformas.

"Nos hacía firmar un documento de que salíamos voluntariamente por reformas, pero nos pareció raro y no lo firmamos. Le pedí una copia para consultarlo pero no quiso dármela", dijo. Un punto que sirvió para que se juntaran los vecinos, según Liz, por los desperfectos, poniendo sobre la mesa que todos estaban afectados en mayor o menos medida por grietas o, en algunos casos, importantes filtraciones de agua por las lluvias.

Suscríbete para seguir leyendo