REACCIÓN DEL EXALCALDE

Bataller sobre su sobreseimiento en la 'Púnica': «No se malgastó ni un euro público y acarreó el fin de mi trayectoria política»

García Castellón no ve indicios de delito en las contrataciones con las firmas EICO y Madiva

El juez exonera también al exedil Juan José Pérez Macián y a dos exasesoras

Imagen de archivo de Bataller, en junio del 2015.

Imagen de archivo de Bataller, en junio del 2015. / MEDITERRÁNEO

R. A. P.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón acordó ayer el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa para el exalcalde de Castelló, Alfonso Bataller; el que fuera concejal del consistorio capitalino, Juan José Pérez Macián; y dos exasesoras. Estos estaban investigados en la pieza 10 del llamado caso Púnica sobre la contratación de trabajos de reputación online de cargos del PP encargados a las empresas EICO y Madiva de Alejandro de Pedro.

En el auto al que ha tenido acceso este diario, García Castellón asegura que «la precariedad de los indicios acumulados una vez concluida la instrucción, y oídos los investigados, no permiten apreciar la existencia de un concierto para desarrollar a través de la contratación pública una trama defraudatoria que pudiera encajar» en los delitos de falsificación de documento mercantil, prevaricación, malversación de caudales públicos y cohecho. Además, el juez hace especial referencia a que ninguna de las dos facturas de Eico y Madiva fueron pagadas por el Ayuntamiento de Castelló.

Pérez Macián y Bataller, en una imagen de archivo.

Pérez Macián y Bataller, en una imagen de archivo. / MEDITERRÁNEO

«En estas facturas no consta que fueran relativas al pago de ningún tipo de asesoramiento político o relativas a la búsqueda de influencias ante autoridades que beneficiarían en la reputación del alcalde de Castellón, como valora de forma totalmente innecesaria el informe de la UCO», destaca García Castellón en el texto judicial.

Valoración de Bataller

Una vez conocida la decisión del magistrado, Bataller aseguró a este diario estar «satisfecho con el auto que deja bien claro que no se cometió ninguna irregularidad en las contrataciones realizadas en el ayuntamiento de Castellón».

No obstante, lamentó que hayan tardado más de 8 años --la causa comenzó en el 2014-- para resolver una investigación judicial «en la que no se había malgastado ni un euro y que acarreó el fin de mi trayectoria política». «Siento que se pusiera en duda mi honorabilidad y prestigio durante todo ese tiempo y lo más sangrante fue que alteró mi ámbito social y familiar regando de preocupaciones mi vida y la de mis seres queridos durante estos ocho años largos», prosiguió el exprimer edil, quien agradeció los apoyos, incuídos los de la alcaldesa Carrasco, "que no dejó de ponerme en sus listas municipales desde entonces y acabando con las inmujerables muestras de apoyo recibidas".

«Solamente deseo que se asignen suficientes recursos para que la Justicia sea más ágil y sobre todo que no esté manipulada por el poder político como ha hecho el PSOE, algo inaudito en un sistema democrático moderno y que pienso que influyó en la reactivación de las investigaciones», finalizó.

El futuro de Pérez Macián

Por otra parte, la desimputación de Juan José Pérez Macián deja la puerta abierta al exconcejal porque, en el caso de que Mazón lo estime conveniente, podría ocupar un puesto del segundo escalón en el gobierno autonómico, según ha podido saber este periódico. 

Suscríbete para seguir leyendo