El recinto está ubicado junto a la Escuela Oficial de Idiomas

El Archivo Histórico Provincial aún sigue cerrado tras finalizar la obra hace un año en Castelló

El Ministerio de Cultura todavía está amueblando el edificio y está previsto que entre en servicio en los próximos meses

Fachada principal del aún cerrado Archivo Histórico Provincial.

Fachada principal del aún cerrado Archivo Histórico Provincial. / GABRIEL UTIEL

Casi año y medio después de que el Ministerio de Cultura haya terminado las obras de construcción del nuevo Archivo Provincial de Castellón y pese a haber pasado más de 30 años desde que la ciudad reivindicó por primera vez (a principios de los años 90) un nuevo espacio en condiciones para sus fondos bibliográficos, el edificio cultural junto a la Escuela Oficial de Idiomas sigue cerrado.

La administración central, según explicaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno, todavía está terminando de amueblar el recinto después de haber sacado a concurso este proceso y, tal y como explican desde la Conselleria de Cultura, el departamento de Barrera aún no dispone de las llaves. Ni el Gobierno central ni l administración autonómica conocen cuándo finalizarán todos los trámites para poder abrirlo al público. «En unos meses», se limitan a decir. Porque una vez terminen de llegar los muebles, la Conselleria de Cultura tiene que trasladar todos los fondos y contratar a más personal porque en la actualidad solamente un funcionario está adscrito al Archivo Histórico Provincial. A este respecto, el director general de Cultura, Sergio Arlandis, confirmaba hace unos días que su departamento dispone de presupuesto para ambas gestiones, si bien, por el momento, no puede realizar la inversión porque no dispone del inmueble que le tiene que ceder el ministerio una vez lo amueble totalmente.

Mientras ambas administraciones avanzan en poder abrir el nuevo Archivo Histórico Provincial sigue la acumulación de, al menos, 10 kilómetros lineales de documentación provincial y distribuida en diversos organismos y edificios de la capital de la Plana, según ya denunció este periódico.

Los documentos se hacinan en la biblioteca de Rafalafena donde se encuentra el actual archivo desde 1968, en el catastro, los juzgados, la Audiencia Provincial o gobierno civil.

Un largo camino

Castelló ha luchado largo tiempo por este edificio que aún sigue cerrado al público. Las primeras gestiones para dotar de un Archivo Histórico Provincial en condiciones a la ciudad comenzaron a principios de los años 90, cuando la UJI aún ocupaba el CUC.

El entonces concejal Miguel Ángel Mulet se desplazó hasta Madrid con el que fuera diputado nacional por el PP, José Ramón Calpe, para pedirle al secretario de Estado de Cultura la puesta en marcha de esta dotación. El motivo de esta solicitud era la concesión de un espacio digno para dicho archivo porque desde la creación del mismo, en 1968, este no contaba con un recinto decente, puesto que había sido trasladado desde las dependencias culturales de la calle Mayor hasta la biblioteca de Rafalafena, en 1989. El objetivo era que Castelló dispusiera de un edificio en condiciones para albergar estos fondos entre los que se encuentran 884 planos catastrales y 249 documentos --notariales, judiciales, administrativos, pergaminos o manuscritos--. 

Suscríbete para seguir leyendo