Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

El enésimo motivo de cabreo del Castellón con los arbitrajes

El gol no concedido a César Díaz en Cornellà, el último detonante

La polémica acción de César Díaz en el Cornellà-Castellón.

La polémica acción de César Díaz en el Cornellà-Castellón. Juan Francisco de la Ossa

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Mediterráneo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La polémica acción de César Díaz en el Cornellà-Castellón. Juan Francisco de la Ossa

El 3-1 del Albacete que llegó precedido de una mano, la no expulsión del Linense cuando Salva Ruiz encaraba al portero del Linense... y el error al no dar la ley de la ventaja a César Díaz en Cornellà, que habría marcado el 1-1 antes de que Yac Diori estableciera el 1-1 definitivo. Esta acción, el pasado sábado, supone el enésimo cabreo del CD Castellón con los arbitrajes.

La polémica acción tuvo lugar en el minuto 77, después de que Eloy Gila hubiese adelantado al Cornellà. Carles Salvador vio a César Díaz, al que le llegó el balón encaró al portero Lucas Anacker y le superó. El árbitro pitó falta y su auxiliar, fuera de juego del albaceteño, en un doble error: del colegiado grancanario Alemán Pérez, que no aplicó la ley de la ventaja; y de su ayudante de la banda porque, como se aprecia en las imágenes, no estaba, ni mucho menos, en posición antirreglamentaria. El encuentro se reanudó, además, sacando el Castellón en el lugar de la infracción sobre el canterano.

El matiz

No se trata de un gol anulado en el más amplio sentido del término, porque el árbitro pitó segundos antes de la finalización de la jugada a cargo de César Díaz, con lo que el silbato del árbitro puede que desvirtuase la acción defensiva tanto del portero del Cornellà como de sus defensas. En todo caso, sí se trataba de uno uno a uno del atacante albinegro con el guardameta del conjunto barcelonés, con altos visos de haber acabado en el 1-1.

Pocas amarillas, muchas expulsiones

No está teniendo nada de suerte el Castellón en este aspecto. Paradójicamente, es el segundo equipo con menos tarjetas amarillas del grupo 2 de Primera RFEF (10), pero ha sufrido la expulsión de Mario Barco contra el Linense (el delantero navarro carga con cuatro partidos de sanción de los que ya ha cumplido dos), así como de hasta tres miembros de los banquillos: el entrenador Sergi Escobar, el fisioterapeuta Cristian Contador y el preparador físico Sergi López.

Próxima jornada

El Castellón solamente suma cuatro puntos en las primeras cinco jornadas, lo que le tiene ocupando puesto de descenso. El sábado, con el 75% de su aforo en el Estadio Castalia, recibe al Barcelona B.

A priori, la única baja será la del sancionado Mario Barco.

Compartir el artículo

stats