Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera RFEF

Un proyecto para Pablo Hernández

El cuerpo técnico del Castellón afronta un reto del que depende buena parte del éxito en la temporada: crear un ecosistema que potencie las virtudes de ‘El Mago’, ídolo aún en el Leeds y ovacionado el sábado en Castalia

Aficionados del Leeds acudieron a Castalia para apoyar a Pablo.

Aficionados del Leeds acudieron a Castalia para apoyar a Pablo. Gabriel Utiel

Es sábado y falta un rato para las cuatro de la tarde. Decenas de aficionados aguardan en la calle Huesca la llegada del autobús del CD Castellón, que a las cinco se medirá sobre el césped al filial del Barcelona. Por sorpresa, muchas de las camisetas presentes no son albinegras, sino blancas. Son hinchas del Leeds United, alrededor de una treintena, que han acudido en peregrinación hasta la capital de la Plana. «Queremos agradecer a Pablo Hernández todo lo que hizo por nosotros», explica John, sentado a la sombra y mientras le traen una --enésima- cerveza. Articula una sentencia: «Sin él no estaríamos en la Premier League ahora».

Héroe en el Leeds y encarando las últimas curvas de una carrera internacional en la élite, El Mago afronta en Castalia un desafío no exento de riesgo. Pablo Hernández ya rescató una vez al Castellón en los despachos, en 2017, y ahora trata de elevarlo en el campo. El sábado, cuando fue sustituido en el tiempo de descuento, con 2-0, miles de hinchas --del Leeds y del Castellón- se pusieron en pie para brindarle una ovación de época. La primera a la altura de las expectativas que generó su llegada. Club y entrenador tienen ahora también su particular reto: tejer un proyecto digno de Pablo.

En la rueda de prensa postpartido, Sergi Escobar se expresó claro. «Tenemos un futbolista diferencial y hay que aprovecharlo», dijo el técnico de Almassora. 

Contra el filial del Barcelona, los pases de Pablo Hernández alumbraron ocasiones de gol para todos sus compañeros del frente de ataque. Uno de ellos se convirtió en asistencia al embocarlo Koné a puerta vacía. Pablo rozó el gol con un tiro cruzado que repelió la madera y probó fortuna igualmente con un par de disparos lejanos. Acumuló méritos para ser el hombre del partido, algo que reforzó en el segundo tiempo. Prosiguió su recital de pases e interpretó las claves del juego. Forzó y botó la falta que originó el segundo gol, también de Koné. 

Pablo Hernández cae al césped tras ser derribado en falta por un futbolista del filial del Barcelona. Gabriel Utiel

En el tramo final, cuando al equipo le faltaba el fuelle, Pablo bajó incluso a pedir la pelota al portero en el saque de puerta. A ratos, simplemente, las promesas del Barcelona no podían quitársela. Tanto fue así que la desesperación -en forma de patada a destiempo- le costó una amarilla a Ez Abde, que recurrió a la violencia para detener el baile. Pareció por momentos que Pablo estuviera jugando un torneo de futbito en el pueblo. En los pueblos todos tienen claro quién es el bueno, y por eso se la dan cuando baja a pedírsela al portero. En el Castellón, Pablo bajó y se la dieron.

«Con el máximo respeto a toda la plantilla» --añadió Escobar sobre el tema-- «tenemos que conseguir que Pablo se sienta importante y construir el juego de ataque en torno a él, aunque no sea la única opción luego», explicó. De la pericia del cuerpo técnico en ajustar las piezas para sacar lo mejor de Pablo depende buena parte de la temporada del Castellón. En Leeds, por ejemplo, ya lo saben. 

PEREGRINACIÓN A CASTALIA

Una treintena de aficionados del Leeds United acudió el sábado al estadio Castalia para apoyar al Castellón y, más en concreto, a Pablo Hernández. El futbolista albinegro es muy querido en el Leeds, club con el que subió a la Premier League inglesa. La parroquia británica hizo buenas migas con varios aficionados del Castellón antes, durante y tras el partido contra el Barça B.

Ambiente en el CD Castellón - FC Barcelona B Gabriel Utiel

Fotos y vídeo: Gabriel Utiel.

Compartir el artículo

stats