Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

El Castellón, a trasladar su versión más completa a La Condomina

Sergi Escobar trabaja para plasmar la imagen ofrecida en Castalia también fuera de casa

El Castellón todavía no se ha estrenado fuera de casa tras perder ante el Albacete y Linense, y empatar en Cornellà.

Jugar en casa siempre ha resultado mucho más cómodo para los equipos de fútbol por no tener que afrontar largos viajes, por contar con el apoyo de la afición y por ser conocedores, de primera mano, del estadio en el que se juega. Con la salvedad de la temporada pasada, en la que la pandemia del coronavirus vació las gradas de los estadios de fútbol y prácticamente daba igual dónde se jugara, el CD Castellón quiere esta temporada hacerse fuerte en el Estadio Castalia y encontrar la regularidad cuando juega fuera de su feudo.

Bien es cierto que, por imagen y resultados, la primera premisa se está consiguiendo en este inicio de temporada en Primera RFEF, pero competir como visitante se le ha atragantado en exceso al equipo de Sergi Escobar. De hecho, el técnico de Almassora trabaja con insistencia en revertir esta situación y tratar de equilibrar sus números como foráneo. 

Seis puntos de nueve

En Castalia, el Castellón ha sumado seis puntos de nueve posibles gracias a las dos victorias ante dos de los filiales del grupo: el Sevilla Atlético y el Barcelona B, ambos por un marcador de 2-0. Las sensaciones en ambos encuentros fueron muy buenas, con orden y criterio en el centro del campo, seguridad atrás y ocasiones de gol, materializándose dos de ellas. Algo similar sucedió ante el Atlético Sanluqueño aunque en esta ocasión la moneda no salió cara y el triunfo se escapó en el último suspiro desde los once metros.

«Las sensaciones son muy buenas, incluso en los partidos en los que no pudimos ganar. Y ahora, el hecho de haber podido ganar y haberlo hecho bien y habernos mostrado como un equipo en el campo, era lo que necesitábamos para poder seguir creyendo en lo que estamos haciendo», explica Dani Torres, quien se ha hecho un fijo en el conjunto albinegro en el centro del campo.

Esa línea es la que el conjunto de la capital de la Plana quiere mostrar a partir de este mismo sábado, cuando se enfrenta al UCAM Murcia a domicilio (19.00 horas), tras los tropiezos ante el Albacete (3-1) y la Balompédica Linense (1-0), y el empate frente al Cornellà (1-1). En estos encuentros, Escobar basó más su juego en el rival en sí que no en potenciar las virtudes de su equipo, y eso acabó pasándole factura, sobre todo en la primera jornada, ya que en las dos últimas disputadas lejos de Castalia hubo ocasiones, pero faltó acierto en los metros finales, y además se cometieron errores infantiles que acabaron costándole caro al plantel.

Primera ocasión en Murcia

«Ahora tenemos la oportunidad de poder certificar una victoria fuera de casa, que es algo que necesitamos y por lo que vamos a pelear el sábado en Murcia», añade el futbolista colombiano, quien reconoció que al equipo le faltaba «poder sumar». «El poder sumar ratifica que el camino que se ha tomado y que intentamos plasmar en el terreno de juego es el que hay que tomar y el que hay que perseverar. Las pérdidas nos dejaron cosas a corregir y, de cara a los partidos como visitante, hay que insistir y perseverar porque eso nos va a dar buenos frutos», explicó el experimentado futbolista cafetero.

Una de las claves en las que insistir es mantener la portería a cero y sobre eso Dani Torres comentó que «es una prioridad incluso antes de la escasez de gol». 

Compartir el artículo

stats